"No he llegado a mi tope": Clara Juliana Guerrero

La doble campeona del mundo competirá desde el miércoles en los Juegos Suramericanos de Medellín. La semana pasada fue incluida en el Salón de la Fama del Boliche en Estados Unidos.

Los IX Juegos Suramericanos de Medellín tendrán desde este miércoles una competidora ilustre. La doble campeona mundial de bolo, la quindiana Clara Juliana Guerrero, saldrá por la conquista de las medallas en individual, parejas, mixtos, equipos y el Todo Evento.

Clara Juliana, quien el año pasado conquistó las preseas doradas en el Mundial en Las Vegas, Estados Unidos, en las modalidades de Todo Evento (la suma de todas las competencias) y el Masters, llegó al país con la buena noticia de que la semana pasada, además de que fue elegida como la mejor bolichera del mundo por sus logros obtenidos el año anterior, ingresó al Salón de la Fama del bolo orbital.

¿Qué representa este galardón para usted?

Es lo máximo que he obtenido en mi vida deportiva. Todavía no lo puedo creer. Si bien dije lo mismo después de que gané el premio a la Deportista del Año de El Espectador en 2009, ahora siento un gran honor, todo un orgullo.

¿Era una meta o la sorprendió?

Siempre soñé con esto. Algunas compañeras de bolos, que juegan conmigo en Estados Unidos, lo habían obtenido y desde eso siempre fue mi propósito. Me tomó por sorpresa, porque lo logré a muy temprana edad.

¿A quién se debe esto?

Aparte de mis entrenadores, a mi familia. Ellos fueron primordiales en mi vida y aún más en el deporte. Uno puede descarrilarse de sus objetivos deportivos en momentos difíciles de la juventud, pero ellos siempre estuvieron detrás de mí.

¿Este es su mejor momento en su carrera?

Sí. El año 2009 fue el trampolín para eso, incluso fui elegida como la mejor bolichera del mundo, y eso me llena de mucho orgullo. Eso es producto del trabajo. Aunque tengo más para dar, todavía no he llegado a mi tope. Quiero seguir escuchando el himno de mi país en un campeonato mundial y dejarlo en alto. Eso me encanta.

¿Ser campeona mundial le cambió la vida?

Sí. Aunque más en lo deportivo, porque eso me hace crecer. Sin embargo, como persona no me ha hecho cambiar mucho, ya que sigo siendo la misma persona de antes, con los mismos valores.

¿Cómo llega a los juegos Suramericanos de Medellín 2010?

Con mucha confianza. Vengo de una ardua preparación y eso, en gran parte, es gracias al Comité Olímpico Colombiano que invirtió en un excelente entrenamiento. Semanas anteriores me di cuenta de unos errores que estaba cometiendo, pero ya quedaron atrás. Ahora estoy muy preparada en la parte física, mental y anímica para afrontar de la mejor manera los Juegos.

¿Promete preseas doradas para Colombia?

En el papel está hacerlo. Eso es lo que todos anhelamos y sabemos que no es nada fácil, pero tenemos el equipo para hacerlo. La competencia por equipos la hemos venido ganando en las últimas oportunidades y ojalá en esta no sea la excepción.

¿Cómo ve la conformación de la selección para la competencia?

Con la única que he jugado es con Rocío Restrepo. Las otras sé quiénes son, pero nunca he tenido la oportunidad de formar un equipo con ellas. Estaremos acompañados del mejor entrenador del mundo, el estadounidense Erick Venoit, quien fue traído con gran esfuerzo por la Federación. Es un excelentísimo entrenador y eso me motiva.

¿Cómo ve el presente de esta disciplina en Colombia?

Hay algunas regiones del país que ni siquiera tienen pistas para practicar. El apoyo también es escaso. Sobresalir aquí es muy duro, además, los torneos grandes son en Estados Unidos y Europa. Por eso, lastimosamente, hay que emigrar para darse a conocer.

¿Le gustaría volver a Colombia para hacer algo por este deporte?

Siempre ha sido mi sueño. La gente no conoce muy bien esta actividad en Colombia, incluso a veces la irrespeta y subestima. Pero realmente es muy bonita y haré algo por ésta. Por ahora lo estoy haciendo muy bien en Estados Unidos y soy feliz compitiendo. Vendrá la hora de regresar a aportar lo mío.

Temas relacionados
últimas noticias

Más listos que nunca

Colombia, campeón de los Juegos Suramericanos

El deporte de Colombia sigue creciendo