Epopeya Everest,sin límites

 De nuevo, montañistas nacionales van a la conquista del pico más alto del mundo

En abril y mayo de este año se llevará a cabo una sui generis expedición de montaña: un grupo de empresarios se han unido para generar la posibilidad a un colombiano de ser el primer montañista amputado que con una prótesis y sin uso de oxígeno complementario ascienda los 8.848 m.s.n.m. del Monte Everest. En efecto, se trata de Nelson Cardona, quien por muchos años fue un consagrado guardabosque en los páramos del Parque Nacional de los Nevados y que perdió una pierna al accidentarse en un entrenamiento previo a la expedición Everest 2007, cuando era parte del equipo que pretendía que por primera vez un colombiano llegara a la cumbre sin uso de oxígeno adicional.

La expedición surgió por la propuesta de Marcelo Arbeláez, de Epopeya S.A., empresa de desarrollo humano creada por montañistas, que transmite las experiencias de montaña para que sean aplicables a diversas circunstancias institucionales y empresariales de trabajo en equipo. Una vez propuesta, la iniciativa fue acogida y apoyada inmediatamente por Eduardo Lleras de Coaching Group y Germán García de Transer S.A. Cabe mencionar que la primera compañía fue eje articulador de la expedición que concluyó con el primer grupo de colombianos en la cima del pico más alto del planeta, integrado por Fernando González, Manolo Barrios, Marcelo Arbeláez y yo en 2001.

Luego sería gestora en 2007 de una nueva expedición que alcanzó el propósito de que por primera vez un alpinista nacional (Lucho Ossa), sin uso complementario de oxígeno, y las primeras mujeres colombianas (Ana María Giraldo, Katty Guzmán y Mónica Bernal), acompañadas de quien escribe, coronaran el mítico monte.

La expedición de este año tendrá características particulares. En estos tiempos en que a todos nos empieza a preocupar y afectar el calentamiento global, evidente en los glaciares de todo el mundo, la nuestra será una actividad neutral en términos de emisiones de carbono, iniciativa propuesta por Alejandra Torres de Contempo, empresa partícipe que trabaja en arquitectura y desarrollo urbano sostenible. Se sembrarán árboles para fijar una cantidad de carbono similar a las emisiones que esta actividad genere. Price Waterhouse Coopers será la entidad que supervisará y certificará dicha labor.

Este nuevo intento es el resultado de la gestión de 16 empresarios que desde hace ocho meses se preparan parar ascender el pico Lobuche a 6.150 metros y que en su camino visitarán el Campamento Base del Everest a 5.200, donde estará el grupo de cinco montañistas que buscarán la cumbre por su cara sur. Para los empresarios que han tomado la determinación de participar como miembros de excursión, cada kilómetro se convierte en una posibilidad de aprendizaje a partir de experiencias directas que involucran emociones y sensaciones, que sumadas al desarrollo de sus potenciales, contribuirán en la redefinición de su propio estilo de liderazgo.

Como empresas de apoyo se vincularon Ktronix, RSA, Chevrolet, Correval, Colmena ARP, Contempo y Rodríguez-Azuero Abogados. Todos los expedicionarios han realizado un intenso proceso de aprendizaje y entrenamiento que incluye varias visitas a las montañas colombianas en el Parque Nacional de los Nevados y el Cocuy, además de prácticas de manejo de equipo técnico en las Rocas de Suesca.

Las cumbres nunca están aseguradas, pero las condiciones necesarias para tener una alta probabilidad de éxito se han trabajado. La preparación de los cinco montañistas que irán al Everest ha sido muy intensa. Nelson Cardona, quien intentará con su prótesis la cima, propósito colectivo y primordial de la expedición, desde hace algo más de dos años entrena un promedio de cuatro horas diarias y en este período guió a un grupo de soldados discapacitados a coronar el Aconcagua (6.995 m.s.n.m).

Su entrenamiento, que se basa en caminatas en altura y bicicleta, combinadas con ascensos en roca y hielo, lo tiene en condiciones físicas iguales o superiores a las que tenía cuando se preparaba para ser uno de los tres colombianos que intentaría en 2007 subir al Everest sin oxígeno complementario. El resto del equipo que apoyará directamente a Nelson está compuesto por Carolina Ahumada, con varias cumbres en Colombia y Suramérica y quien se hará responsable de la logística y operación de la expedición en Campo Base, junto a Rafael Ávila y Antonio Henao, experimentados montañistas y escaladores de roca que poseen uno de los niveles más altos en el país en la escalada de gran dificultad y que han ascendido por rutas técnicas en diversas montañas nacionales y extranjeras, y yo, quien he liderado los dos expediciones previas al Everest.

En compañía de Cristóbal Von Rothkirch, realicé la Expedición Glaciares y Volcanes de Colombia, que culminó con el ascenso a los 65 picos más altos de nuestra geografía. Ahora queda por ver qué nos depara el cambio climático y cómo serán las condiciones del glaciar en la cara sur del Everest y en el del Lobuche. Toda esta aventura se podrá seguir durante los próximos dos meses a través de la página www.epopeyaeverestsinlimites2010.org. Apóyennos, así sea con un clic, a la distancia.

Temas relacionados