Bolt y De Grasse terminan hablando y sonriendo los 200m

Ambos atletas se clasificaron a la final de la prueba que se llevará a cabo en la noche de este jueves y que no tendrá a Yohan Blake ni a Asafa Powell.

Andre de Grasse y Usain Bolt sonríen en la llegada de los 200m. Foto: AFP

Usain Bolt está por encima de los demás. En cada competencia se nota. Siempre gana sin exigirse al máximo. En la segunda semifinal de los 200m en los Juegos Olímpicos no fue la excepción. Bolt corrió y corrió a fondo mientras daba la curva, pero cuando llegó a la recta el jamaiquino quitó el pie del acelerador, esperó a Andre de Grasse y llegó sonriendo y hablando con el canadiense, quien batió su récord nacional en esta distancia con una marca de 19.80. El ‘rayo de Trenlawny’ terminó con un registro de 19.78, su mejor en 2016.

Bolt es un show y por eso cuando él compite los estadios se llenan. Así él lo entiende y cuando está en la pista se comporta como tal. En la semifinal de los 100 metros llegó mirando a los lados y sonriendo; en la final de los 100m su ventaja era tal que llegó dándose palmadas en el pecho; en las eliminatorias para los 200m, desaceleró y llegó sin afanes y la última fue la de la noche del miércoles en la que esperó a de Grasse y llegó hablando y sonriendo. Como el jamaiquino no hay dos.

¿Pero qué se dijeron? Las versiones de ambos atletas son diferentes, pero coinciden en algo: fue una divertida charla. De Grasse contó después de la carrera: “Fue en el calor del momento, así que no recuerdo muy bien. Estábamos bromeando. 'Oh, estamos corriendo tan rápido que deberíamos ganar estas semifinales'. Eso es básicamente lo que nos dijimos”. Bolt, sin borrar esa famosa sonrisa de su rostro, confesó: “Se suponía que él debía reducir la velocidad. Entonces le dije: '¿Qué hacés, es una semifinal?' Pero creo que me quería presionar”.

No fue la primera vez que ambos bromean. En el Mundial de Atletismo de Beijing 2015, cuando el canadiense fue medalla de bronce en los 100 metros, Bolt pasó por detrás de él y lo interrumpió mientras la televisión lo entrevistaba. En la final del domingo de los 100 metros en Río, el jamaiquino lo buscó y lo abrazó, luego de la competencia. 

Las otras series

El estadounidense LaShawn Merrit, campeón olímpico en Beijing 2008 y dos veces campeón mundial, dominó la primera semifinal de los 200m con 19.94 y el francés Christophe Lemaitre, primer blanco que bajó de los 10 segundos en 100 metros, le acompañó en la clasificación automática con 20.01.

El estadounidense Justin Gatlin, por su parte, salió en la tercera semifinal pero no estuvo a la altura y se quedó por fuera de la final. No pasó del tercer puesto (pasaban automáticamente los dos primeros) y su marca de 20.13 le dejó fuera de la repesca, igual que al jamaiquino Yohan Blake y el español Bruno Hortelano.