Cali, capital deportiva del mundo

Las justas reunirán a cerca de 4.000 atletas de 107 países. Habrá pruebas en 39 disciplinas.

Rodrigo Otoya, director de los Juegos Mundiales Cali 2013. / Luis Ángel
Rodrigo Otoya, director de los Juegos Mundiales Cali 2013. / Luis Ángel

Cali celebra hoy su cumpleaños 477 convertida en la capital internacional del deporte. Esta noche se inaugurará en el estadio Pascual Guerrero la novena versión de los Juegos Mundiales, un evento multidisciplinario que reúne a más de 4.000 atletas de 107 países, que competirán en 39 disciplinas, 26 oficiales y el resto de exhibición.

Las justas, instauradas en 1981, buscan promocionar y desarrollar los deportes que no pertenecen al programa de los Juegos Olímpicos, pero que tienen gran acogida y amplio número de practicantes en todos los continentes.

“Para la ciudad, este evento tiene un significado especial, porque confirma su renacer. Después de los Juegos Panamericanos de 1971, no había vuelto a ser sede de competencias de gran nivel y su infraestructura deportiva estaba obsoleta. En los últimos años la logramos renovar con los Juegos Nacionales, la Copa Mundo de Ciclismo, el próximo Mundial Juvenil de Atletismo y estos Juegos Mundiales, que nos convierten durante 11 días en el epicentro de la actividad física en el planeta”, explica el dirigente vallecaucano Rodrigo Otoya, director del comité organizador.

Los deportes están divididos en siete especialidades: pelota, artísticos, artes marciales, precisión, fuerza, vanguardia e invitacionales de demostración.

“Habrá además un importante complemento cultural, pues todas las noches, en diferentes partes de la ciudad y en los sitios de concentración, tendremos espectáculos. Los museos, teatros y galerías de Cali se unieron a los Juegos en los que buscamos promocionar el país y diversificar los gustos deportivos de la gente”, dice Otoya. Agrega que ya se vendió buen porcentaje de la boletería, cuyo costo está entre $7.500 y $18.000.

De hecho, hay deportes para los que ya no hay entradas disponibles, como patinaje, billar, bolo, squash, sumo, baile deportivo, escalada y natación con aletas.

El público caleño, sin embargo, todavía puede conseguir acceso a disciplinas novedosas e igualmente atractivas como fistball (parecido al voleibol), korfball (deporte mixto con similitudes al baloncesto), duatlón (atletismo y ciclismo), batalla de fuerza (halar el lazo), salvamento, orientación, disco volador y wushu (rutinas y combate).

Históricamente, las delegaciones de Italia, Estados Unidos y Alemania han dominado la tabla de medallería. Colombia ha logrado en seis participaciones 43 preseas, 22 de ellas doradas.

Para el normal desarrollo de los Juegos, que finalizarán el 4 de agosto, la Gobernación del Valle y la Alcaldía de Cali han dispuesto un enorme operativo de seguridad, con cerca de 2.000 miembros de las Fuerzas Armadas y más de 3.000 voluntarios capacitados en movilidad y logística.

Las pruebas comenzarán oficialmente mañana, cuando se entreguen las primeras medallas. “Estamos seguros de que Colombia cumplirá con este reto en la parte deportiva y organizativa. Hemos preparado todo para que el mundo vea nuestra capacidad de trabajo, en un evento comparable en su magnitud a unos Juegos Olímpicos o un Mundial de Fútbol”, explicó Andrés Botero, director de Coldeportes, quien destacó además que las justas, que promueven el cuidado del medio ambiente, se transmitirán en directo por Señal Colombia y para cerca de 150 países.

 

La apertura
El espectáculo inaugural de los Juegos Mundiales 2013 se llama ‘Metamorfosis’ e incluye la participación de 300 bailarines y más de 40 músicos en escena, bajo la dirección de Iván Benavides, Felipe Ortiz y Luisa Montoya.
El protagonista del montaje es Jackson, un joven de Siloé diestro en danzas urbanas y en acrobacias. Él, junto a sus ‘apóstoles’, tiene la misión de invitar al público a realizar un viaje mágico por los espacios más representativos de Cali, mientras aparecen personajes considerados claves dentro de la idiosincrasia de la cultura vallecaucana. Durante la travesía, al son de manifestaciones cercanas a la salsa, sin olvidar la música del Pacífico en un ensamble integrado por las cantaoras del grupo Zocavón y de Herencia de Timbiquí, se exhiben muestras complejas de circo, aeronaves conquistando el cielo y juegos pirotécnicos.
Una de las fortalezas de este espectáculo definido como ‘El juego de las transformaciones’ será el baile. Por eso, de las escuelas de salsa que participan en el tradicional salsódromo se seleccionaron 300 bailarines que protagonizarán una gran descarga histriónica, cuya coreografía estará en manos de Luis Eduardo ‘El Mulato’ Hernández. Igualmente intervendrán otros bailarines en danza afrocontemporánea, dirigidos por Rafael Palacios de Sankofa, además de artistas de las Asociaciones Folclóricas del Pacífico.
‘Metamorfosis’ tendrá color y brillo gracias a los vestuarios y ornamentos diseñados por El Otro Trapo y elaborados en diez talleres de  confección de la capital del Valle de Cauca. El Teatro Nacional y el Festival Iberoamericano de Teatro tendrán la responsabilidad de la coordinación artística de la velada.

 

Patinaje y bolo, esperanzas locales
En el plano competitivo Colombia contará con una delegación de 242 deportistas, 171 en las disciplinas oficiales y el resto en las pruebas de exhibición. Habrá además 138 entrenadores, delegados, auxiliares, médicos  e integrantes del personal de apoyo.
Las mayores opciones de subir al podio están en patinaje de carreras, históricamente el deporte de mejores resultados en estas justas, bolo, natación con aletas y squash. Las figuras del equipo nacional son los bolicheros Clara Juliana Guerrero y Manuel Otálora; los squashistas Miguel Ángel Rodríguez y Catalina Peláez; Cristina Amaya en racquetbol; los patinadores Andrés Felipe Muñoz, Jorge Luis Cifuentes, Jercy Puello y Pedro Causil; los nadadores Mauricio Fernández, Grace Fernández y Alix Victoria Pérez, y la selección de fútbol de salón, con John Pinilla a la cabeza.

 

[email protected]

@Memordonez