Caterine Ibargüen: "Llego como una de las favoritas a Río"

La atleta colombiana, que se coronó en dos ocasiones campeona mundial de salto triple, podría convertirse en la tercera deportista del país en colgarse un oro olímpico.

Caterine Ibargüen doble campeona mundial de salto triple. Foto: AFP

La doble campeona del mundo, subcampeona olímpica y líder mundial del año en la modalidad de triple salto, Caterine Ibargüen, nunca se ha sentido la mejor pero está convencida de que será una de las favoritas al triunfo en los Juegos Olímpicos de Río 2016. "Considero que ahora soy la menos mala, nunca me he considerado la mejor, pero los resultados nos han dicho todo, y sé que voy a llegar como una de las favoritas. Esperemos estar en óptimas condiciones física y psicológicamente", manifestó Ibargüen.

La kazaja Olga Rypakova, última atleta que había vencido a la colombiana en triple salto, hace cuatro años en la final olímpica de Londres 2012, acabó este 5 de junio con una racha ganadora de la campeona mundial que se prolongaba hasta las 34 victorias consecutivas.

En la mente de Ibargüen figura ahora sumar para su país una medalla más de oro olímpica, la tercera después de las conseguidas por María Isabel Urrutia (halterofilia) en Sydney 2000 y Mariana Pajón (BMX) en Londres 2012.

El progreso en su trabajo, la potencia que imprime en cada salto y la mentalidad ganadora que la acompañan la han hecho poseedora de grandes triunfos, entre ellos la Liga Diamante en donde en los últimos tres años se ha mantenido invicta.

De igual manera, Ibargüen se impuso en los Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe de 2015, además de haber ganado el Mundial de Pekín. "Espero seguir ganando y que Dios me dé el privilegio de poder ganar el oro en Río de Janeiro, para ello debo estar en óptima salud y con la mente puesta en lo que quiero", aseguró.

Sobre el gran nivel que ha mantenido en los últimos años, la mejor atleta del momento en Colombia afirmó que es el resultado de su disciplina y de los objetivos que busca cada día. "De esta manera gano más responsabilidad para seguir trabajando y seguir así en esta racha de victorias", dijo.

Y es que en la mente de Ibargüen no solo está darle a Colombia un nuevo oro olímpico, sino tratar de superar su mejor marca, de 15,31 metros, que consiguió en Mónaco en 2014, en una de las paradas de la Liga Diamante, y si puede, intentará romper también la marca mundial de 15,50 metros que tiene en su poder desde 1995 la ucraniana Inessa Kravets.

Sin embargo, aclaró que aunque romper su propia marca es uno de sus grandes anhelos, no se desvela por ese objetivo. "Tampoco me quita el sueño, pero estoy trabajado para eso y espero que algún día Dios me dé el privilegio de ser la mujer que más ha saltado a nivel del mundo", señaló.

A la hora de hablar de rivales la atleta colombiana tiene claro que ella misma es la principal: "La primera rival soy yo misma y después el resto viene por añadidura", comentó. Ibargüen sabe que todo el trabajo que viene haciendo está enfocado a los Olímpicos de Río, pero en el camino habrá disputado "más o menos doce competencias internacionales".

Ibargüen, que estudió enfermería, afirma que por ahora el deporte copa todo su tiempo. "El alto rendimiento es muy celoso con otras disciplinas, así que estoy ciento por ciento metida con el atletismo", aseguró.

Sin embargo, saca tiempo para atender la empresa de ropa deportiva de su propia marca, "Cibargüen Store", en la que le da oportunidad de trabajo a mujeres cabeza de familia. Su vida como deportista, como mujer y como empresaria la llevan a pensar siempre en hacer las cosas por una lucha personal y un sacrificio por el país. "Creo que eso hace la razón de cada día, cada mañana levantarme a luchar por superarme como persona e ir superando mis marcas, y cada día me levanto con nuevos retos", puntualizó.