Colombia no afloja en los Panamericanos

La delegación nacional llegó a 14 oros igualando a Cuba y ascendiendo al cuarto lugar.

Las atletas de Colombia, México y Canadá, Luis Mosquera (c), Bredni Roque (i) y Francis Luna-Grenier, tras recibir respectivamente las medallas de oro, plata y bronce en la categoría masculina de 69kg de levantamiento de peso. Foto: EFE

Colombia ha sido el país que más ha asombrado hasta ahora en los Juegos Panamericanos. La delegación nacional mantiene su buena cosecha de medallas e igualó a Cuba con 14 oros, aunque los sudamericanos obtuvieron cinco menos de plata (11 contra 6).

A pesar de esto, la delegación nacional está relegando además a Brasil a un lejano quinto puesto (11 oros) y con autoridad amaga con entrometerse nuevamente en la discusión por el podio.

Colombia levantó en peso el medallero con sus ocho oros en halterofilia (dos este miércoles) pero sumó ademas en otras disciplinas como squash y gimnasia artística, confirmando que no es casualidad su persistente avance en el tablero deportivo continental.

Contra todo pronóstico, los cubanos habían sufrido un duro golpe en el judo con seis derrotas en las dos últimas fechas, aunque se desquitaron en parte el martes con suma de medallas en esa disciplina, el canotaje y la gimnasia artística.

Mientras que Perú debutó con el oro, el sexto en su historia panamericana, a través Francisco Boza, un tirador de 50 años que fue medallista olímpico en Los Angeles-1984 y por séptima vez participa en un juego continental.

La lucha por el segundo puesto es uno de los grandes atractativos de la competencia: Canadá, en su meta más realista, así como Cuba, Brasil y Colombia, están en la contienda por el segundo escalón del podio.

Canadá, a paso firme

Canadá se afianza en el liderazgo de los juegos impulsado por un tsunami en la natación que relegó a Estados Unidos. En una de las mayores sorpresas de los Panamericanos hasta el momento, la delegación estadounidense no ganó ni una de las seis finales en la primera jornada de la natación, con un Canadá encendido que se llevó tres medallas de oro.

La jornada en la piscina registró una segunda sorpresa con el argentino Federico Grabich colgándose la máxima distinción en 100 metros libres.

Los locales arrancan este miércoles la quinta jornada de competencias con una cosecha de 25 medallas doradas, seis más que Estados Unidos, una diferencia que puede comenzar a preocupar al líder histórico de los Panamericanos.

Las previsiones indicaban que el equipo estadounidense sumaría sin parar en la natación, pero se ahogó el martes antes de llegar a la meta y eso le restó muchos posibilidades apuntando a conservar su hegemonía en el continente.

Canadá quiere despertar de un sueño imposible para comenzar a encender las alarmas en el campamento de su vecino del sur.

Dos veces Estados Unidos fue segundo en la historia de los Panamericanos, en Buenos Aires-1951 y La Habana-1991, y en ambos casos los campeones fueron los anfitriones.

A Estados Unidos le resta el atletismo para intentar descontar en grande, aunque se preveía lo mismo con la natación y el conjunto del Tio Sam se frenó antes de llegar a la orilla en la primera jornada de la especialidad.

Toronto, una moderna ciudad multirracial de casi tres millones de habitantes, ya vive más a pleno el amplio programa deportivo en instalaciones y comodidades que por su elevada calidad asemejan a un juego olímpico.