"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 7 horas

El apoyo es bueno, pero puede mejorar: Mariana Pajón

La medallista olímpica fue una de las atracciones del Panamericano de BMX en el Festival de Verano de Bogotá.

La antioqueña Mariana Pajón, campeona mundial y olímpica. / Liz Durán

“Monto en una bicicleta rosada, sin rueditas de apoyo, muy rápido alrededor del mundo”. Así se describe Mariana Pajón, una de las deportistas más exitosas en la historia, no sólo del bicicrós colombiano, sino de este deporte a nivel mundial y quien con la amabilidad que la caracteriza y la felicidad del triunfo todavía en su sonrisa, gracias al título mundial obtenido el pasado 27 de julio en Róterdam, Holanda, aterrizó en Colombia y deleitó este fin de semana a los bogotanos en el Panamericano de BMX, en el marco del Festival de Verano.

La ciclista antioqueña de 22 años, que ha conquistado múltiples victorias, entre las que se destacan la medalla de oro alcanzada en los Juegos Olímpicos de 2012, títulos en las categorías élite y júnior en las copas del mundo y recordados triunfos en Juegos Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe e incluso en los Suramericanos que se disputaron en Medellín en 2010, prepara desde ya su participación en los próximos Juegos Olímpicos, que se llevarán a cabo en Río de Janeiro en 2016 y en los que espera poder competir junto al equipo colombiano completo.

De esta manera la “Hormiga Atómica”, como se conoce a Mariana por su explosividad dentro de la pista, planea terminar esta temporada en su mejor nivel y haciendo lo que más la satisface en la vida: desafiar al tiempo y a sus rivales montada sobre su bici.

Dos semanas después de conquistar un nuevo título mundial, ¿qué balance hace de este importante triunfo?
La Copa Mundo es lo más importante para mí después de una medalla olímpica, por eso volver a quedar campeona mundial es un sueño. Para eso entreno, para eso me preparo y a eso fuimos a Holanda, a dar lo mejor. Incluso me sentía mejor que en los Olímpicos de Londres, porque tuvimos una preparación muy buena en Suiza.

¿Cómo se vive un Mundial? ¿Qué sensaciones se tienen al estar en un evento de tal magnitud?
En un Mundial, cuando se está en el partidor, se escuchan muchas cosas. Me llama la atención la música que ponen, el juego con las luces. Todo esto le pone a uno la adrenalina al máximo, con la emoción del momento, además de escuchar el grito de los colombianos, pero cuando comienza la carrera sólo escucho mis pensamientos, lo que trato de analizar en la pista, y cuando termino se vuelve a sentir todo el ambiente del coliseo, con la respiración fuerte y la emoción de la gente. Por eso hay que vivirlo para poder disfrutarlo.

¿Qué sigue luego de la Copa Mundo?
A corto plazo tengo que entrenar muy fuerte para ser mejor cada día, por eso venimos al Festival de Verano, para seguir subiendo el nivel. Esa es la idea aquí en Bogotá: dar lo mejor y ganar, hacer una muy buena vuelta y superar los tiempos. Después se vienen otras paradas de la Copa Mundo en Argentina y Estados Unidos y ya empieza la clasificación a Juegos Olímpicos.

A propósito de los Olímpicos de Río en 2016, ¿ya se está preparando para este evento?
Todos estamos comprometidos con alcanzar las figuraciones que nos den los puntos para estar en Brasil 2016 con un equipo completo, es decir, tres hombres y dos mujeres. La idea es que Colombia pueda participar en esta disciplina con el grupo completo.

¿Cómo vive el momento por el que está atravesando el BMX de nuestro país?
Es muy bonito lo que está pasando con el BMX colombiano. Es muy bueno que ahora en las válidas nacionales vengan más de mil corredores a competir, como está pasando en Bogotá este fin de semana. Sumado a ello, la selección está dando los resultados que siempre quiso y el apoyo es bueno, aunque puede ser mucho mejor.

Más allá de las victorias deportivas y los triunfos en las pistas, ¿qué le puede brindar el BMX colombiano a nuestra sociedad?
Nosotros sabemos que tenemos una gran responsabilidad como deportistas, en competir, dar lo mejor y entregarnos al máximo por una medalla, pero también queremos ir más allá y dejar un legado, que es tomar conciencia, por eso tenemos fundaciones. La mía se llama Pedaleando por un Sueño, la de Carlos Mario es Social BMX, y son cosas muy bonitas para que el BMX sea parte de una inclusión social y aportar un ejemplo a la sociedad.

Aún se dice que el BMX es un deporte para hombres. ¿Cuál es su opinión al respecto?
Siempre he dicho que soy una mujer como cualquier otra. Me maquillo, me pongo vestidos, me pinto las uñas. Pero cuando me monto en una bicicleta me transformo y corro como un hombre. Es algo muy lindo porque si bien dicen que es un deporte masculino, nosotras hemos cambiado eso.

Usted ha acuñado una frase que está muy de moda en Colombia: ¿era gol de Yepes?
(Risas) Nosotros estábamos concentrados en Suiza, porque acá en Colombia no hay pista de supercrós y tuvimos que hacer la preparación allá. Después del Mundial en Brasil todo el tiempo molestábamos con que “era gol de Yepes”; no me podía sacar de la cabeza el gol que nos quitaron. La idea era que en el Mundial de Holanda, durante la presentación que hacen de los corredores uno por uno en el partidor, yo sacara un cartelito que dijera “Era gol de Yepes”, pero por la emoción y lo seguidas que me tocaron las tandas de semifinal y la final, se me olvidó. Es por eso que en la entrevista se me salió, fue en el momento y aún no lo creo, ¡porque eso era gol de Yepes!

[email protected]