El deporte, un arma para combatir el cáncer

Esgrima, artes marciales, ping pong, patinaje artístico e incluso baile, son algunas de las actividades físicas que pueden desarrollar los pacientes que lo padecen.

El deporte, o mejor, la actividad física pueden convertirse en una herramienta de ayuda para todas aquellas personas que padecen algún tipo de cáncer. Según un artículo publicado por RFI, Radio France Internationale, en su edición en español, numerosos estudios durante los últimos diez años lo pueden confirmar: el ejercicio adaptado puede reducir el cansancio, los efectos secundarios de los tratamientos y ayuda al paciente a reconciliarse con su propio cuerpo.

Una de los ejemplos más llamativos de la efectividad del ejercicio físico sobre los pacientes con cáncer es la asociación CAMI Sport et Cancer ubicada en Francia. Fundada hace dos años por el oncólogo Thierry Bouillet y Jean Marc Descotes, profesor de karate, esta tiene como objetivo proponer actividades físicas adaptadas a los pacientes con cáncer. Desde el 2011 la Alta Autoridad de Salud francesa (HAS) reconoció los beneficios que el ejercicio físico puede aportar en el tratamiento de esta enfermedad.

Otra de las fuentes consultadas por RFI, fue la doctora Stéphanie Ranque Garnier, médico del deporte y presidenta de la CAMI 13 Sport et Cancer, sede de la asociación al sur de Francia, y que ha estado al tanto del desarrollo de un programa de actividades físicas para pacientes con cáncer.

Si bien es cierto que proponer a los enfermos de cáncer una actividad física, cuando precisamente estos pacientes sufren de un gran cansancio, podría resultar paradójico, la doctora Ranque Garnier explica el mecanismo que se pone en marcha al hacer ejercicio. “El cansancio relacionado con el cáncer está vinculado en parte a la producción de citoquinas alrededor de las células cancerosa; la actividad física permite cambios endocrinos e inmunológicos, entre ellos, la disminución de las citoquinas”, indica al respecto. “Eso sí, este ejercicio físico debe ser supervisado por un especialista”, añade la doctora, pues en varios países se han desarrollado actividades físicas adaptadas para los pacientes con cáncer.

Cabe resaltar que los cursos son gratis y están disponibles para todos los pacientes que deseen participar. Dentro de las actividades que los pacientes pueden realizar, se encuentran algunos deportes como la esgrima, artes marciales, ping pong, patinaje artístico e incluso baile. Todos los ejercicios han sido adaptados a este programa llamado Médiété el cual permite a los enfermos hacer una actividad física adecuada a su estado.

La dosis que se recomienda a los participantes es de 150 minutos de actividad física a la semana que va de un nivel moderado a uno intenso, esto es entre sesenta y setenta por ciento de la Frecuencia Cardiaca Máxima (FCM). Por último se afrima que para obtener resultados, la actividad física debe llevarse a cabo mínimo durante seis meses para lograr la disminución de las citoquinas.

Aquí puede leer el artículo completo:

http://www.espanol.rfi.fr/general/20150709-deporte-y-cancer-una-combinacion-sorprendente-hacer-deporte-para-combatir-el-cancer