Estocolmo, última prueba de Caterine Ibargüen antes de Pekín

Este jueves se disputará una nueva parada de la Liga de Diamante, previa al Mundial de Atletismo que iniciará el 22 de agosto.

AFP

A tres semanas de los Mundiales de Atletismo de Pekín, la reunión de la Liga de Diamante en Estocolmo del jueves es una dura prueba para la mente de los atletas que se debaten entre mostrar toda su fuerza o ir recuperando la confianza de cara a la cita mundialista.

Una de ellas es la colombiana Caterine Ibargüen, quien llega a esta competencia como líder sólida en el salto triple con 16 puntos en la clasificación general. 

¿Quién está en forma? ¿Quién no lo está?, estas serán las dos únicas preguntas que importen en la pista sueca, en donde no estarán todas las estrellas del mundo del atletismo debido a la cercanía con el Mundial.

Pero entre el salto de altura masculino, los 110 metros vallas y las esprinters femeninas, podremos hacer nuestro pronósticos de cara a la cita mundialista en Pekín (22-30 agosto).

Desde principios de año, un hombre parecía reinar en la altura masculina. El catarí Mutaz Essa Barshim y su particular estilo dominaban la disciplina, con los 2,41 metros conseguidos en Eugene (EEUU), el 30 de mayo.

Pero llegó el verano y las dudas se instalaron en el hombre con la mejor marca del año, al que algunos ven como el saltador más capacitado para superar el viejo récord del mundo en manos del cubano Javier Sotomayor (2,45 metros en 1993).

Ya han pasado tres pruebas de la Liga de Diamante en las que el catarí no ha podido vencer.

Entre Oslo, París y Londres, Barshim ha firmado actuaciones decepcionantes (3º, 5º, 3º), con saltos muy alejados de su potencial (no superó la barra de los 2,33 m).

¿Cansado debido a la preparación? ¿Presión psicológica ante la cercanía de los Campeonatos del Mundo?

Estocolmo debe proporcionar nuevos elementos de análisis. Sobre todo porque la competencia no se esconde, como el canadiense Derek Drouin, autor de un concurso de 2,37 metros el fin de semana pasado en Toronto.

110 metros vallas competidos

Desde el inicio de la temporada, los 110 metros vallas están siendo una de las disciplinas con más competencia.

El campeón del mundo en Moscú-2013, el estadounidense David Oliver, está mostrando una buena regularidad. El campeón del mundo en 2011, su compatriota Jason Richardson, dejó un aviso imponiéndose en Londres el fin de semana pasado.

¿Y dónde está Aries Merritt, campeón olímpico y récordman del mundo (12.80)? No sabemos, porque el estadounidense finalmente se declaró baja de última hora el miércoles.

La carrera del jueves también tendrá interés por la nueva guardia, simbolizado por el cubano recién nacionalizado español Orlando Ortega (mejor marca mundial del año con 12.94) y el francés Pascal Martinot-Lagarde (ganador de la Liga de Diamante del año pasado) estarán en Suecia.

En la velocidad femenina, la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce será la cabeza de cartel en la reunión de los 100 metros.

La 'Bolt femenina', triple campeona del mundo en Moscú (100, 200 y 4x100) firmó la mejor actuación de la temporada en París (10.74), a principios de julio. No ha corrido desde entonces.

Pero al contrario que Usain Bolt, que no parece que vaya competir hasta los Mundiales en Pekín, Fraser-Pryce eligió correr una última vez. Sinónimo de confianza.

Por lo demás y viendo las condiciones meteorológicas que se esperan, no parece que vaya a haber grandes marcas el jueves.

Temas relacionados