Francia y Gales jugarán semifinal del Mundial de Rugby

Ambas selecciones rompieron todos los pronósticos al dejar eliminados a Inglaterra e Irlanda, respectivamente.

Francia y Gales son los primeros semifinalistas del Mundial de rugby al romper los pronósticos este sábado en cuartos de final, derrotando respectivamente a Inglaterra (19-12) e Irlanda (22-10), con lo que se enfrentarán el próximo sábado en Auckland.

Los otros semifinalistas saldrán de los partidos Nueva Zelanda-Argentina y Australia-Sudáfrica, que se disputan el domingo.

Francia, con su victoria contra Inglaterra por 19-12 en el Eden Park de Auckland, se tomó la revancha ante un rival que lo eliminó en las dos últimas ediciones.

Los 'Bleus' dieron la espalda a los pronósticos después de haber decepcionado en la primera fase cayendo ante Nueva Zelanda (37-17) y Tonga (19-14) ante un XV de la Rosa que había ganado sus cuatro partidos en la primera fase y fue el vencedor este año del Torneo de las Seis Naciones.

El equipo francés realizó una primera parte que rozó la perfección, llegando al descanso con un contundente 16-0 y de nada sirvió una tibia recuperación inglesa en el segundo tiempo, con un parcial favorable de 12-3.

"No se le pueden conceder a un buen equipo como Francia 16 puntos", dijo el técnico inglés, Martin Johnson. "Tuvimos dos lapsos defensivos cerca de nuestra línea de ingoal, ellos marcaron tries y de pronto estábamos lejos en el marcador", añadió.

Francia basó su ventaja en la primera parte en una buena defensa dos genialidades en los tries anotados por el wing Vincent Clerc (22), esquivando cuantos intentos de tackles salían a su paso, y del fullback Maxime Medard (30).

"Toda la semana hablamos de nuestro espíritu de equipo. No era posible jugar otra vez tan mal como contra Tonga. Esto es por nuestro país, nuestra familia y amigos y nuestros aficionados que viajaron a Nueva Zelanda y estaban tristes la semana pasada", dijo el medioscrum Dimitri Yachvili, autor de los seis primeros puntos de su equipo, con dos penales.

Esta es la tercera vez en siete ediciones que Inglaterra, campeón en 2003, queda eliminada en cuartos de final, después del primer torneo, curiosamente también en Nueva Zelanda, en 1987, y en Gales en 1999.

Francia, por su parte, llega por sexta vez a semifinales, quedándose sólo una vez en cuartos de final, en 1991, precisamente derrotada por Inglaterra.

Con este triunfo, los galos se tomaron cumplida revancha sobre los ingleses por aquella derrota y sobre todo de su eliminación ante el XV de la Rosa en semifinales de las dos últimas ediciones en 2003 y 2007.

Por su parte, Gales se clasificó a semifinales por segunda vez en su historia al derrotar a Irlanda por 22-10, en Wellington, después de haber llegado a esa instancia en la primera edición del torneo, en 1987, también en Nueva Zelanda.

Irlanda, que había dado la sorpresa en la primera fase al vencer a Australia (15-6), perdió una buena oportunidad de haber alcanzado por primera vez en su historia las semifinales al caer ante los galeses.

Un try en el inicio del partido del wing Shane Williams y dos en el segundo tiempo del medioscrum Mike Phillips y del centro Jonathan Davies, en una puntuación completada con el pie del apertura Rhys Priestland, que hizo dos conversiones, y del fullback Leigh Halfpenny, con un penal, dieron la victoria a los galeses.

Irlanda, que se fue en desventaja al descanso de 10-3, logró llegar a empatar al inicio del segundo tiempo, gracias a un try del wing Keith Earls (44), que completó el apertura Ronan O'Gara con la conversión, pero a partir de ese momento, Gales fue un vendaval.

"Hicimos un esfuerzo enorme en defensa, del 1 al 15. Siempre dijimos que no resolvíamos bien nuestros partidos en ese aspecto, pero esta vez lo hicimos perfecto", dijo el capitán galés, Sam Warburton.

Temas relacionados