La historia de Paco Contreras, un anciano sin límites

A sus 77 años este español participa en carreras con recorridos de hasta 101 kilómetros. Siempre luce el mismo atuendo con el que va a trabajar al campo.

Foto: Tomada del grupo Fans de Super Paco o Paco Cártama de Facebook

Cuando Paco Contreras, un campesino español oriundo de Cártama, municipio de Málaga en España, cumplió 60 años, recibió una noticia que cambiaría para siempre su rutina diaria. El médico le detectó un preocupante aumento en los niveles de colesterol en la sangre luego de unos exámenes rutinarios y por ello le aconsejó practicar algún deporte o por lo menos salir a caminar.

Paco siguió la indicación del médico al pie de la letra y empezó a practicar caminatas de manera diaria. Al comienzo no eran tan largas pero con el paso de los kilómetros empezó a aumentar las distancias. Su objetivo era que los niveles de colesterol bajaran y tener un organismo saludable.

Han pasado 17 años desde que este anciano adoptó la actividad física dentro de su rutina diaria y hoy en día se ha vuelto toda una celebridad en España pues participa en carreras de largas distancias, incluso de 101 kilómetros . "La verdad es que en mi caso, creo yo, no hay ninguna historia. Hay gente que se va por las tardes al bar a tomar café o una cerveza, solo que yo voy a correr", asegura Paco al medio español ABC. "Mire, ¿usted sabe lo que pasa? Que la gente no sabe correr. Yo, cuando participo en cualquier tipo de carrera, me llevo mi botella de agua de litro y medio, pero también algo para alimentarme, y eso no lo hace mucha gente. Mis frutos secos, mis uvas pasas... que al final termino ofreciendo a la gente que no puede más, pero eso no me importa. No son rivales, sino compañeros", añade este campesino.

Una nueva hazaña de Paco Catama o Súper Paco

La historia de Paco Catama o Súper Paco, como le dicen sus numerosos seguidores en las redes sociales, se ha vuelto popular en toda España. Los videos de sus largas caminatas y consejos para jóvenes deportistas acumulan cientos de visitas. Y es que el fin de semana pasado Paco completó otra dura prueba, la de la Legión, una carrera de 101 kilómetros, en 19 horas y media. "No llegué cansado. Conózco esta prueba a la perfección", dijo el singular participante al completar el recorrido. "Recuerdo aquella vez en la que me encontré un legionario que competía contra otro, hasta que no pudo más. Yo le dije: No es cuestión de fuerza de voluntad, uno no corre para competir. Él se paró, y me dijo que haría la carrera hasta el final conmigo, pese a que mi ritmo era mucho más lento. Y es que ése es precisamente el espíritu al que me refería", agrega.

Luego de participar en múltiples carreras de 101 kilómetros, Paco califica a las de 25 kilómetros como "carrerillas", pues esa es la distancia que cubre en sus entrenamientos, mínimo una vez por semana, cuando termina sus labores en el cuidado de una parcela de tierra cerca a Málaga. "No hago una dieta específica, pero no como carne de cerdo por el colesterol. Eso sí, me gusta la verdura fresca, la fruta, el pescado y el pollo. Es importante decir que no voy al bar, no bebo. Solo me he mareado dos veces en mi vida por beber alcohol, y en una de ellas acabé en el hospital, que no podía ni estar de pie", añade sobre sus secretos para poder rendir en tan extenuantes recorridos.

A pesar del reconocimiento que ha adquirido en los últimos años y recibir el apoyo de cientos de personas de toda España, Europa y el mundo, Paco no pierde su sencillez; corre con la misma ropa y el calzado con el trabaja en el campo. "No soy mucho de esas modas de la gente que corre, la preparación va más allá del equipamento", agrega sobre la manera en la que afronta sus pruebas.

Más allá de todos los kilómetros y competencias completadas, Paco se siente satisfecho porque cumplió con su principal objetivo, bajar los niveles de colesterol y tener un organismo saludable, el resto es ganancia.

Aquí puede leer la historia completa