Jorge Lorenzo protagonizó una escalofriante caída en el Moto GP de Japón

El español sufrió un duro golpe tras perder el control de su Yamaha. Fue evacuado en helicóptero y se sumó a otros dos pilotos que protagonizaron una caída en el circuito.

Jorge Lorenzo sufrió una aparatosa caída. Foto: AFP

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), vigente campeón del mundo de MotoGP, acabó por los suelos en la tercera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Japón de MotoGP, en la que el también español y líder del mundial 2016, Marc Márquez (Repsol Honda RC 213), consiguió el mejor tiempo.

La caída de Jorge Lorenzo se produjo dentro de los diez últimos minutos de entrenamiento y al igual que la protagonizada por Dani Pedrosa, aunque en su caso en la curva 2 y no en la 11 como la del piloto de Repsol Honda, también fue por culpa del neumático trasero todavía demasiado frío, pues Lorenzo fue a abrir el acelerador y la moto perdió adherencia en su rueda trasera para recuperarla de golpe y lanzarlo literalmente por los aires.

El triple campeón del mundo de MotoGP español cayó completamente de espaldas y demostró desde el principio haberse hecho algo de daño, lo que le forzó a ir directamente a la clínica del circuito para pasar la correspondiente revisión médica, desde donde fue trasladado a un hospital de Tokio en helicóptero para una revisión mucho más completa.

Terminó tercero en la clasificación

Lorenzo saldrá en la tercera posición en el Gran Premio de Japón de MotoGP, que tendrá como ‘poleman’ al italiano Valentino Rossi. A pesar de sufrir una fuerte caída que le obligó a pasar por el hospital, el español se mostró confiando en luchar por la victoria. “Dependerá de algunos factores, como la salida, de cómo nos encontremos con la moto y de gestionar el neumático trasero”, dijo campeón mundial de MotoGP, quien también habló sobre su accidente: “En este circuito, especialmente, nos estaba costando calentar los neumáticos; pasó ayer con Pedrosa y hoy la temperatura era un poco mayor y me he confiado un pelín, pensando que el neumático estaba ya caliente y he tirado demasiado en esa curva”.

“Si hubiera tirado a mitad de circuito no hubiera pasado nada, pero además he empezado a hacer esa curva en tercera en lugar de en segunda y así el control de tracción no funciona tan bien y la combinación de las dos cosas me ha hecho salir por arriba”, continuó Jorge Lorenzo, quien aseguró haber tenido miedo de hacerse daño, aunque enseguida explicó que se quedó más tranquilo cuando vio que no había lesión en la pierna izquierda y sólo era una distensión en el músculo del gemelo. “En la cabeza me he dado un golpe bastante fuerte, aunque no demasiado, y durante un minuto y medio veía borroso, como cuando lloras, pero luego se ha pasado, si bien por precaución, el doctor Chartre y sobre todo los médicos japoneses han querido llevarme al hospital para hacerme un chequeo general”, explicó.

Lorenzo aseguró que sabía los motivos que provocaron la caída. “Si calentaba bien los neumáticos y hacía esa misma curva en segunda marcha, no me volvería a pasar”, pero tras su regreso Jorge Lorenzo admitió: “Al principio me ha costado volver a coger el ritmo porque me dolía la mano y la pierna al doblarla, pero cuando el cuerpo ha cogido calor he ido rodando más rápido”.