Lauryn Williams, una mujer olímpica

Es la tercera en la historia que logra ganar medallas en los Juegos de Verano e Invierno. Con 30 años, esta estadounidense es uno de los personajes destacados en Sochi 2014.

Lauryn Williams, ganadora de medalla de plata en Sochi 2014. / AFP

En los suburbios de Pittsburgh, en Pensilvania, Estados Unidos, creció Lauryn Williams. Una enamorada del deporte que desde muy pequeña fue educada por sus padres con una mentalidad ganadora y competitiva. Desde el colegio, en primaria y secundaria, practicó el atletismo y marcó registros sorprendentes en los 100 y 200 metros, además de saltos de longitud y relevos 4x100. Luego fue abordada por Rubin Carter, un entrenador que la invitó a hacer parte del club de atletismo The Wings of Moon Track Club. Al convertirse en estrella de este equipo logró clasificar a los Juegos Olímpicos Nacionales Junior de Estados Unidos. Más tarde fue becada por la Universidad de Miami, la cual la apoyó y ella respondió graduándose con honores. Recibió el Iron Arrow Honor Society, el más alto reconocimiento de la universidad.

En el mismo año de su grado representó a Estados Unidos en los Olímpicos de Atenas y se llevó la plata en los 100 metros planos y en los más recientes Juegos de Londres 2012 consiguió el oro en el relevo 4x100. Williams reconoció que le debe todo a su padre, porque fue el primero que le aprobó arriesgarse en el mundo del deporte. “Cómo ver las cosas de una forma conjunta, cómo hacer que las cosas funcionen. Él fue el primero que me dijo en 2004: 'lánzate a correr y da lo mejor de ti misma'. No existe el fracaso cuando das todo lo que tienes”, comentó.

En los recientes Juegos Olímpicos de Invierno se colgó la plata en bobsleigh, una prueba en la que los deportistas descienden en un trineo por colinas de nieve.

Su padre no la vio ganar en Londres ni ahora, porque murió de una leucemia en 2008. Sin embargo, ella reconoce que todavía recuerda sus consejos y gracias a ellos es hoy quien es: la tercera mujer en haber ganado medallas en Juegos de Verano e Invierno después de la alemana oriental Christa Luding y la canadiense Clara Hughes, ambas en patinaje de velocidad y ciclismo.

Sólo un deportista ganó medallas de oro en Juegos de Verano e Invierno, el estadounidense Eddie Eagan, en el peso ligero de boxeo en los Juegos de Verano de Amberes-1920, y en los de invierno en bobsleigh en Lake Placid-1932.

Si hubiera ganado el título en bobsleigh, que fue para Canadá, Williams se habría convertido en la primera mujer en ganar un oro en Juegos de Verano e Invierno. Pero las canadienses Kaillie Humphries y Heather Moyse lograron recuperar la desventaja de 23 centésimas que llevaban como lastre desde la primera jornada. Pese a que no pudo subir a lo alto del podio, Williams afirmó que fue la experiencia más excitante de su vida. “Estoy muy feliz de haberme enganchado al bobsleigh. ¿Quién hubiera pensado hace seis meses que estaría en este deporte y en el podio de los Juegos Olímpicos?”, dijo emocionada.

“No vine aquí para hacer historia, sino a ayudar a Estados Unidos. Y sentí que di lo mejor de mí. Estoy muy contenta con mi actuación y con lo conseguido”, comentó, añadiendo que “cada vez que salgo a una pista, ya sea de atletismo, de hielo o de lo que sea, mi objetivo es ganar”.

Sus logros ahora los reconocen otros deportistas de su país, como la exatleta Lolo Jones, quien también estaba compitiendo en el evento y terminó en el puesto 11 con el USA-3. “Cuando vi lo bien que lo hizo Williams, estaba asombrada y emocionada. Ahora es una de las mejores en la aceleración en bobsleigh, como si estuviera en una pista de atletismo”.

Temas relacionados