Leidy Solís: “El bronce olímpico es el premio a toda una vida de esfuerzo”

La pesista colombiana sumó una nueva presea olímpica para el país, después de que el COI confirmara el dopaje de la ucraniana Natalia Davidova.

Leidy Solís, pesista colombiana. Foto: AFP

Hace una semana Leidy Solís se convirtió en nueva medallista olímpica. La pesista vallecaucana obtuvo la presea de bronce de los Olímpicos de Beijing 2008, luego de que el Comité Olímpico Internacional (COI) confirmara el dopaje de la ucraniana Natalia Davidova. “Estoy muy contenta con esta noticia que el Comité Olímpico Internacional hizo pública”, dijo Solís, quien añadió, “me siento muy feliz, pues es el premio a toda una vida de esfuerzo y entrenamiento fuerte”.

Sobre la presea de bronce, la vallecaucana precisó que es un reconocimiento a trece años de carrera deportiva y una motivación muy grande “para llegar a la meta de ser campeona en el 2020”, afirmó la pesista. “Los deportistas que hemos trabajado sanamente hemos recibido recompensas, el tiempo de Dios es perfecto y en eso siempre he confiado”, expresó. 

Con esta ratificación por parte del COI y la Federación Internacional de Pesas, la vallecaucana añadió una alegría más a un 2016 lleno de satisfacciones, en el que las marcas y títulos panamericanos así como la recuperación tras una lesión, sirvieron de preámbulo para demostrar en Rio de Janeiro porqué es una de las mejores del mundo en la categoría de 69 kilogramos en levantamiento de pesas.

“Este año he tratado de hacer bien las cosas y creo que para la fortuna de Dios se han dado. He cumplido todo lo que quería dentro de mis expectativas, por eso pienso que el balance de este 2016 fue excelente, con altas y bajas como se da de manera normal en los deportistas de alto rendimiento. Al principio del año fue un poco lenta la puesta a punto y la recuperación, pero durante el segundo semestre se normalizaron las cosas”, indicó.

En Brasil estuvo muy cerca de la gloria, pero no le alcanzó. Quedó cuarta. Pero esta competencia le trajo nuevas enseñanzas que le servirán para proyectar los próximos retos y sueños camino a Tokio 2020, “la medalla se me escapó de las manos, pero a veces en la vida también se tiene que perder para aprender… Así que de ahora en adelante voy a seguir con más fuerza para luchar por lo que se viene”.

Precisamente uno de esos sueños que la acompañan a diario y por el cual entrena fuertemente, es ser campeona olímpica. Ese es su anhelo. Pero no es solo el único también quiere ser un verdadero ejemplo para las personas y niños que están practicando un deporte, “sería muy bonito poder aportar eso en la vida de varios colombianos y también como profesional en el deporte". 

Leidy ya está centrada en los nuevos objetivos y con él, los retos más inmediatos que se ha trazado en el 2017: ganar los Juegos Bolivarianos, hacer un buen papel en el Campeonato Mundial, dando lo mejor para superar las marcas propias, así como asistir al Panamericano, donde espera mejorara sus marcas personales.