Londres, a cuatro días de la fiesta Oplímpica