Los Patriots se complican con los Texans pero avanzan a la final de la AFC

El equipo de Nueva Inglaterra venció 34-16 a Houston, en un encuentro en el que la ofensiva no brilló como se esperaba.

Los jugadores de Nueva Inglaterra celebran un Touchdown anotado por James White. Foto: AFP

Los Patriots de Nueva Inglaterra, con su mariscal de campo estelar Tom Brady de líder, no jugaron el mejor partido en su debut este año en los playoffs, pero fueron superiores a los Texans de Houston a los que ganaron por 34-16 en el partido de la serie divisional de la Conferencia Americana (AFC).

En un partido, en que no lució como en sus mejores momentos, Brady encontró la manera de hacer dos pases de anotación y llevó a los Patriots a la merecida victoria, aunque esta vez no aportasen la mejor versión de su juego individual y de equipo.

Con su triunfo, los Patriots (15-2), que no lucieron de la manera en que acostumbran, se ganaron de cualquier manera el derecho de disputar por sexta año consecutivo la final de la AFC, nueva marca en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Los Patriots deberán enfrentar la siguiente semana a los Steelers de Pittsburgh o los Chiefs de Kansas City para definir al campeón de la AFC y sin importar quien sea el ganador. la ventaja de campo será de los Patriots que volverán a ser anfitriones en el Gillette Stadium de Foxborough (Massachusetts).

Los Patriots imponen una marca en la NFL en la era del Super Bowl.

Brady tuvo serios problemas para superar el cuadro defensivo de los Texans, que lo derribaron en varias ocasiones y lo obligaron a mandar dos interceptaciones.

Quinta vez en la carrera de Brady que ha sido derribado dos veces e interceptado un pase en la primera mitad de un partido de la fase final, y en tres de los cuatro anteriores los Patriots cayeron derrotados.

El último más reciente fue cuando perdieron el partido por el título de la AFC en el 2016 ante los Broncos de Denver (20-18).

El mariscal de campo de 39 años que lanzó para dos interceptaciones en 12 partidos de temporada regular, esta vez sufrió dos envíos interceptados en sólo tres cuartos del partido ante la presión que le hizo siempre el defensivo de los Texans Jadeveon Clowney que no tuvo ninguna consideración a la hora de golpear a Brady, que en el tercer periodo se quejó a los árbitros.

Brady estuvo cerca de ser interceptado una tercera vez en el tercer cuarto.

Pero al final en su intento de recuperar la forma dirigió dos pases de anotación para llevar a los Patriots al triunfo.

Brady completó 13 de 38 envíos para 287 yardas con dos pases de touchdown y dos envíos interceptados.

"Independientemente de contra quién juguemos la próxima semana se tratará de un gran equipo", destacó Brady al concluir el partido. "Tendremos que jugar mejor de lo que hemos jugado esta noche al ataque, de eso no nos queda ninguna duda".

El mariscal de campo estelar de los Patriots hizo conexión con sus receptores Dion Lewis con pase de 13 yardas en el primer cuarto, y con James White, con otro lance de 19, en el tercer periodo, ambos para anotación.

El corredor de los Patriots, que anotó tres touchdowns, también tuvo un "fumble" en un regreso de patada que los Texans convirtieron en anotación.

Lewis, de 26 años, se convirtió en el primer jugador en la era del Super Bowl en conseguir tres "anotaciones" en un partido de la fase final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) con pase por aire, regreso de un balón de entrega de los Texans, y acarreo por tierra.

El corredor de los Patriots, que fue el sexto jugador en la NFL que logra tres anotaciones en un partido de la fase final, hizo el primer "touchdown" con pase de 13 yardas que recibió de Brady, corrió 98 yardas en el regreso de un balón de entrega e hizo el tercero con un acarreo de una yarda.

"Mi gran preocupación no hacer historia sino el haber cometido el error de la perdida de balón y poner a mi equipo en peligro", declaró Lewis al concluir el partido. "No me preocupan las estadísticas ni el pasar a la historia, simplemente ayudar al máximo a mi equipo a conseguir victorias".

La actuación de Lewis fue la primera actuación destacada en lo que va de temporada después que se pasó los primeros ocho partidos en la lista de lesionados, recuperándose de una cirugía en la rodilla izquierda.

"Sólo traté de estar concentrado en cada jugada. Así me preparo", explicó Lewis su labor en el campo de juego. "Y cuando las cosas ocurren, no me sorprenden, pues siempre trato de estar listo para hacer bien las cosas".

Los Texans (9-7) hicieron un buen trabajo en la defensa sobre todo en la primera mitad del partido, pero al final no pudieron superar a Brady y a los Patriots, aunque estos no tuviesen ni diesen su mejor versión.

El perdedor fue el mariscal de campo Brock Osweiler, que tuvo éxito con su juego de pases cortos en la primera parte al completar 13 de 20 para 83 yardas.

Pero en el segundo ya no pudo mantener la misma efectividad y concluyó el partido con 23 envíos completados de 40 intentos para 198 yardas, hizo uno de anotación y le interceptaron otros tres.

Osweiler fue también derribado tres veces dentro del paquete de protección en las 17 oportunidades que generó la defensa de los Patriots y colocó en 47,7 el índice de pasador.

"Uno debe aprovechar las oportunidades ante un equipo como éste", comentó Osweiler al analizar las oportunidades que tuvieron los Texans para haber luchado por la victoria ante los errores cometidos por los Patriots. "Es mi culpa, pero ya lo corregiré".

Osweiler encontró al ala cerrada C.J. Fiedorowicz con pase de 10 yardas en el segundo cuarto, para poner el balón en las diagonales.

Sin embargo, los Patriots cumplieron con todos los pronósticos de los expertos y el mundo de las apuestas que les daban con los grandes favoritos con más de 17,5 puntos de ventaja, un margen que nunca se había dado en Las Vegas desde la temporada de 1966.

Temas relacionados