Luis Javier Mosquera, otro bronce en los Olímpicos: “No quería ganar así, pero estoy feliz”

El vallecaucano, que había terminado cuarto, ascenderá al tercer lugar debido al positivo por dopaje de Izzat Artykov. La oficialización se podría demorar varios días.

Aunque no pudo celebrar en el podio, el vallecaucano Luis Javier Mosquera está feliz por la decisión del Tribunal de Arbitramento Deportivo. / Efe
Aunque no pudo celebrar en el podio, el vallecaucano Luis Javier Mosquera está feliz por la decisión del Tribunal de Arbitramento Deportivo. / Efe

Debido a los recientes escándalos por dopaje, el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Federación Mundial de Levantamiento de Pesas (IWF) han tomado medidas extremas para no permitir que los deportistas que están en Río de Janeiro utilicen sustancias prohibidas durante las justas.

Quienes se atrevan a doparse y a desafiar los controles serán ejemplar y prontamente sancionados, y por eso el Tribunal de Arbitramento Deportivo creó la División Antidopaje para los Juegos de Río.

Y su primera gran decisión benefició a Colombia. Este jueves, El Espectador conoció un documento según el cual el pesista Izzat Artykov, de Kirgistán, quien había sido medallista de bronce en la categoría de los 69 kilogramos, “fue descalificado y excluido de las justas por haber dado positivo con estricnina”, aunque cabe el recurso de apelación.

Eso significa que el COI y la IWF deberán ajustar las clasificaciones y reasignar la medallería, por lo que el vallecaucano Luis Javier Mosquera, quien terminó cuarto, ascenderá al tercer lugar y se colgará la presea de bronce.

“No quería ganar así, pero estoy feliz”, aseguró el pesista de 21 años de edad, quien regresó el fin de semana a su casa, en Yumbo (Valle). “Estaba mandando arreglar mi moto cuando recibí la noticia. Estoy emocionado y agradecido. La preparación para Río me dio muy duro y haber perdido por apenas un kilo me dolió mucho”, agregó.

Luis Javier levantó 338 kilos en total, uno menos que Artykov. El chino Zhiyong Shi ganó la prueba con 352 kilos y el turco Daniyar Ismaniyov fue segundo, con 251.

“Ya estaba tratando de olvidarme de esa competencia, de cómo se planteó. Mi mente estaba puesta en seguir trabajando para el nuevo ciclo olímpico y en ser campeón mundial el año entrante, pero lógicamente esto me hace muy feliz, no por la plata que pueda representar, sino por la gloria y por poder ayudar a mi familia”, agregó el pesista nacido en Cali el 27 de marzo de 1995.

“Es una noticia que nos alegra mucho. La Federación Internacional ha sido muy estricta con el tema del dopaje y se ha preocupado porque todos compitamos en las mismas condiciones. Para nosotros es un logro más, con un equipo que respondió a las expectativas que teníamos, porque nuestros muchachos hicieron un gran trabajo. Ahora serían dos medallas y seis diplomas olímpicos, el mejor balance de la historia”, explicó Ana Edurne Camacho, la presidenta de la Federación Colombiana de Pesas.

En estos casos, la oficialización de la medalla se demora un par de días, lo que explica por qué hasta la tarde de este jueves la delegación colombiana de Río no había sido notificada. “No nos ha llegado un documento oficial, pero sería muy justo con Luis Javier, porque se preparó duro para eso”, señalo Ciro Solano, el jefe de misión. Tampoco aparece aún en la tabla de medallería de los Juegos.

En Tokio, por el oro

Luis Javier aseguró que su gran objetivo serán los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en los que va a ir por el oro. “Esta medalla me ayuda mucho, me motiva para lo que viene, me hace sentir muy orgulloso y confiado. Vamos a disfrutarla, a compartirla con toda la gente que nos ha apoyado: mis entrenadores, los médicos que me ayudaron a recuperarme de la espalda, los dirigentes y, lógicamente, la familia y los amigos”, dijo el nuevo medallista olímpico colombiano, el quinto pesista tras María Isabel Urrutia (oro en Sídney 2000), Mabel Mosquera (bronce en Atenas 2004), Diego Salazar (plata en Pekín 2008) y Óscar Figueroa (plata en Londres 2012 y oro en Río 2016).

“Esto es grande para nuestro deporte. Una muestra más de que los procesos dan resultados y de que tenemos gran talento, por el que hay que seguir trabajando y puliendo”, confesó entre lágrimas el técnico Oswaldo Pinilla, artífice del buen momento de esa disciplina en nuestro país.

Luis Javier, quien está de descanso en Yumbo, está a la espera de instrucciones para saber dónde y cuándo recibiría su medalla, así como los premios y beneficios por la consecución de la misma.

“Por ahora celebraré en casa, con la familia, seguiré atendiendo a la gente, porque me ha llamado todo mundo”, confesó.