Majlinda Kelmendi pone a Kosovo en el mapa olímpico

La judoca batió por yuko a la italiana Odette Giuffrida y le dio el primer oro a la joven república balcánica, que hace su debut absoluto en Juegos Olímpicos.

Majlinda Kelmendi ganó oro en judo. Foto: AFP

La judoca Majlinda Kelmendi inauguró este domingo el palmarés olímpico de Kosovo al ganar la medalla de oro en la categoría -52 kg de los Juegos de Rio de Janeiro-2016.

En la final, Kelmendi batió por yuko a la italiana Odette Giuffrida (plata) y le dio el primer oro a la joven república balcánica, que hace su debut absoluto en Juegos Olímpicos.

"Esto quiere decir mucho para mí y para mi país. He esperado este día y este momento durante años. Estoy contenta. No es solo mi familia la que está feliz, también todos los habitantes de Kosovo, todos los niños. Es como un sueño hecho realidad", indicó.

"Me he imaginado tantas veces este momento, es la primera vez que Kosovo viene a los Juegos Olímpicos y a pesar de ello ganamos una medalla de oro", se regocijó Kelmendi.

La japonesa Misato Nakamura y la rusa Natalia Kuziutina fueron bronce.

Precisamente Nakamura privó a la brasileña Erika Miranda de la lucha por las medallas al ganarla en cuartos de final.

"Hoy, estoy muy feliz porque he esperado este momento mucho tiempo y he rechazado tantas ofertas y tantos millones de parte de otros países que querían que los represente...", explicó la kosovar en rueda de prensa tras su oro en -52 kg.

"Todos los millones del mundo no me podrían hacer más feliz", añadió.

Abanderada de su país el viernes en la ceremonia de apertura, la nueva campeona olímpica acaba de colocarlo en el mapa del olimpismo, dos años después del reconocimiento oficial de Kosovo por el COI.

"Quería mostrarle al mundo que Kosovo no es solo un país que ha vivido una guerra", añadió exultante Kelmendi, ya convertida en heroína en su país.

Bicampeona del mundo

Kelmendi, de 25 años y bicampeona del mundo, no tuvo problemas para dominar a la joven italiana de 21 años, que contra todo pronóstico se metió en la final de la categoría.

Tras ganar el combate decisivo, Kelmendi se desmoronó en el tatami, antes de saludar al puñado de kosovares presentes en el escenario que no cesaron de alentarla al grito de "¡Ko-so-vo! ¡Ko-so-vo!".

Para Kelmendi no fue su primera participación en unos Juegos Olímpicos pues hace cuatro años debutó en Londres bajo la bandera de Albania, cayendo eliminada en la segunda ronda.

El aire de Rio de Janeiro parece sentarle bien a la judoca kosovar, que ya ganó en la ciudad carioca su primer título mundial en 2013.

Kelmendi era la gran carta de Kosovo para hacer historia en su debut en Juegos Olímpicos.

Tanto, que el presidente de esta joven nación balcánica, Hashim Thaçi, confeccionó una imagen especial en su cuenta de Twitter: la deportista aparece entre la monumental estatua carioca del Cristo Redentor y la bandera kosovar pegada a los anillos olímpicos.

"Tendremos el oro o no lo tendremos, pero seguiremos siendo héroes", tuiteó el antiguo guerrillero, resumiendo la inmensa expectativa de la población.

"Todo el mundo en Kosovo ha mirado mis combates y espera verme ganar, es por eso que estaba tan motivada", resumió Kelmendi, que cumplió con su joven país y le entregó la primera medalla olímpica de su historia, un oro que brillará cada vez más con el paso de los años.