“Me siento más fuerte que en Londres”: Mariana Pajón

La paisa viajó el jueves a Canadá para afrontar la última parte de su preparación de cara a los Olímpicos de Río 2016, en donde es favorita para ganar oro.

Mariana Pajón, una de las cartas de Colombia para ganar oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016. / Andrés Torres - El Espectador

Mariana Pajón no compite por la gloria y la fama sino por superarse a sí misma, por cumplir sus sueños y objetivos. La paisa de 24 años no se pone presión extra y asegura que, por más importante que sean los Olímpicos de Río, se prepara para esa competencia como si fuera una más del calendario. No se cansa de dar el máximo en cada entrenamiento para ser mejor, no importa que su vida no sea la típica de una joven de su edad y que pase más horas sobre una bicicleta que durmiendo. Repetir la hazaña de Londres es un objetivo, pero no una obsesión. A pesar de la experiencia y los años de gloria deportiva, dice seguir siendo en la vida cotidiana “la más inmadura de todas”.

Antes de viajar a Canadá, en donde continuará con su preparación, Mariana dialogó con El Espectador sobre su sueño olímpico y el de la delegación colombiana.

¿Se siente más fuerte que hace cuatro años?

Hace cuatro años tuve que sortear muchos retos. Una semana antes de los Juegos tuve una caída fuerte y eso me complicó un poco las cosas. Ahora me siento mejor preparada, más responsable con los entrenamientos, sabiéndome cuidar y entender en qué momento debo darlo todo. Me siento más fuerte que en Londres.

¿Cómo será esta última parte de la preparación para Río 2016?

Este fin de semana estaremos en Toronto, en la Copa de Canadá, que es un evento UCI, en la misma pista en la que fueron los Juegos Panamericanos. Luego iremos a Sarasota (Estados Unidos), para ultimar los detalles de la preparación. De ahí viajaremos con toda la ilusión y las ganas a Río de Janeiro.

¿Cómo le pareció la pista de Río?

Me favorece, es una pista técnica. Luego de practicar en dos oportunidades ahí, he llegado a la conclusión de que es una pista que me encanta. Estoy enfocada en la salida, en dar una vuelta muy limpia, y para eso estoy entrenando.

Al estar tan cerca a la cita olímpica, ¿le tiene miedo a una caída?

Me preparo como lo hago para cualquier otra carrera, como si fuera una prueba local, nacional, o en este caso los Olímpicos. Siempre me entreno a tope, dando lo mejor, no cambio nada y espero siempre los mejores resultados. Ojalá todo salga bien en Río.

¿Cómo hace para tener esa mentalidad tan fuerte?

Creo que el carácter te lo forma tu familia. Esas cosas fuertes que tienes plasmado desde pequeño gracias a tus papás y a la gente que te rodea ayudan. Así creas que siempre te las sabes todas, no es así. Yo tengo un entrenador mental que me ha ayudado a ser fuerte. Hay gente pendiente de mí, no sólo para el deporte sino para la vida, y siempre les agradezco.

¿Qué opina de la elección de Jossimar Calvo como abanderado?

Para mí, ser abanderada en Londres 2012 fue como colgarme otra medalla. Realmente gané dos medallas de oro en esos juegos. Entrar a ese estadio olímpico llevando la bandera de Colombia fue un sueño hecho realidad, una cosa enorme. Así que poder ver a Jossimar Calvo, con esa alegría enorme de que la gente lo haya elegido, me motiva y me siento orgullosa de que él sea nuestro abanderado. A mí me encanta la gimnasia, yo fui gimnasta, así que soy fan número uno de Jossimar.

Ya van 139 clasificados. ¿Cree que se superará lo hecho en Londres, donde se ganaron ocho medallas?

Creo que, sin lugar a dudas, los Juegos de Río 2016 serán los mejores para Colombia en su historia.

¿Cómo percibe el ambiente de la delegación previo a los Juegos?

Somos muy unidos, nos queremos mucho entre todos y cuando estemos en la villa, en un mismo edificio, con la misma pasión, los mismos sueños, los mismos nervios, será muy especial. La verdad es que es muy bonito salir con otros deportistas a caminar por la villa y lucir con orgullo el uniforme de Colombia. Cuando un deportista colombiano sale a competir, todo el país va detrás de él.

Y en la villa seguramente todo será diferente a como fue hace cuatro años…

Sí, yo creo sí. Saber que entre los colombianos hay muchos campeones mundiales, de los mejores del mundo en sus disciplinas, hace que nos vean con otros ojos. Ya nos verán con mayor respeto, porque además seremos más que siempre. Ahora creemos en nosotros, no queremos fotos sino que pensamos en nuestros triunfos.

Si no gana el oro en Río, ¿lo consideraría un fracaso?

Un fracaso sería no intentarlo. Yo estoy tranquila porque he dado todo por dejar en alto el nombre de Colombia. A Río iré a seguir haciendo las cosas como lo he hecho siempre. No me pongo presión.