Miguel Ángel Rodríguez, en la gran élite mundial del squash

El colombiano ganó el título del Suburban Collection Motor City Open 2015 y está en el Top 10 del mundo.

El bogotano ganó el Suburban Collection Motor City Open 2015, en Detroit. / psaworldtour

La vida de Miguel Ángel Rodríguez ha sido el squash. Su padre fue uno de los pioneros de ese deporte en Colombia y campeón nacional durante más de una década, así que creció con una raqueta en la mano. Cuando cumplió siete años comenzó a competir y muy pronto obtuvo buenos resultados.

Ganó su primer torneo internacional cuando apenas tenía 10 años, en Argentina. Desde entonces ha conseguido 26 títulos, entre ellos varios campeonatos suramericanos y panamericanos.

Sin embargo, los últimos días han sido los mejores de su exitosa carrera. Comenzó 2015 con la buena noticia de su ascenso al puesto 8 del escalafón de la PSA (Asociación Profesional de Squash), la mejor posición histórica de un jugador latinoamericano; la semana pasada llegó a la semifinal del JP Morgan Tournament of Champions, en Nueva York, uno de los Grand Slam de la temporada, y el martes conquistó el título del Suburban Collection Motor City Open 2015, en Detroit, un éxito que seguramente le servirá para ascender un par de posiciones más.

“Estoy pasando por un gran momento, estoy jugando muy bien y tengo mucha confianza dentro de la cancha. Les he ganado a jugadores del Top 10 a los que nunca había vencido y he llegado a las instancias definitivas en torneos muy importantes”, explica el bogotano nacido el 20 de diciembre de 1995, profesional desde hace exactamente una década.

“Siempre quise hacer del squash mi forma de vida, pero apenas en 2005 lo asumí como una profesión. Asumí riesgos, porque esta no es una carrera fácil, sobre todo porque en Colombia no hay tanto apoyo para deportes que no son históricos y que son individuales”, cuenta Miguel Ángel, quien desde hace cuatro temporadas está en el exclusivo grupo de los 20 mejores jugadores del planeta.

Eso le ha permitido clasificar directamente a los torneos más importantes y mejorar su nivel de juego. “Tantos partidos definitivos, a un nivel alto de exigencia, seguramente me han ayudado a ser mucho mejor”, asegura.

En el próximo escalafón de la PSA, que se publicará el 1º de febrero, seguramente el colombiano aparecerá en la casilla cinco o seis. “Sumé buenos puntos en Nueva York y Detroit, donde no había tenido una buena actuación el año pasado, así que seguramente ascenderé”, dice contento antes de emprender viaje hacia Colombia, en donde descansará un par de días.

El gran objetivo de Rodríguez para este año es consolidarse definitivamente entre los mejores del mundo y defender el título de Juegos Panamericanos. “No será una tarea fácil, porque hay rivales duros, pero me siento confiado y fuerte para lograrlo. Les estoy jugando de tú a tú a los grandes de este deporte y me he prometido que lo voy a seguir haciendo”.

Temas relacionados