"Miren hacia Urabá, hay mucho talento": Yuberjen Martínez

El antioqueño se colgó la plata en los Juegos de Río 2016 y se convirtió en el primer boxeador en la historia del país en subirse al segundo lugar del podio en unas justas.

Yuberjen Martínez, posa con sobrero vueltiao y la medalla de plata. /Comité Olímpico Colombiano
Yuberjen Martínez, posa con sobrero vueltiao y la medalla de plata. /Comité Olímpico Colombiano

Con un sombrero vueltiao, los ojos llorosos porque había hablado con la mamá, la medalla de plata colgada en su cuello y reposando sobre el pecho, sin quitarse las vendas del combate final, el colombiano Yuberjén Martínez expresó su felicidad por escribir el capítulo más importante en la historia del boxeo aficionado colombiano.

Llegó a la conferencia de prensa oficial de la organización y fue el protagonista, medios colombianos e internacionales sólo le preguntaron al ‘Tremendo’, parecía el ganador del oro, porque fue la revelación del torneo de boxeo olímpico, tanto así, que a Hasanboy Dusmatov, el ganado del oro, no le hicieron preguntas, asistió a ver cómo el colombiano atendía a los medios.

¿Qué significa esta medalla de plata?

Significa mucho, es hacer historia, ya que hace 28 años el boxeo no tenía un logro así para mi país, hoy doy un primer paso con el que espero que no sólo me apoyen a mí, sino también el proceso que viene desde atrás.

¿Cómo analizó el combate de la final?

El combate fue muy duro, parece que el rival me estudió muy bien, nosotros también lo estudiamos, pensamos que iba a salir a pegar, pero nos sorprendió con la mano desde atrás, nos sacó la ventaja, el rival salió a hacer lo que sabe, con inteligencia y me superó.

¿El desgaste de una pelea más que su rival de la final pudo pesar en el rendimiento?

Había peleado mucho, hicimos buena recuperación, el desgaste me impidió salir como en la primera pelea, no pude salir con la misma fuerza, pero dejé todo lo que tenía.

¿Qué destaca de su presencia en Rio-2016?

Mucho, que eliminé al número uno y al número tres del mundo, que volvía a ganar una medalla olímpica para el boxeo luego de 28 años y la más importante de ellas, porque teníamos tres bronces y que perdí contra un rival que no conocía y aunque lo estudiamos no nos salieron las cosas.

¿Cuál fue el sentimiento cuando le levantaron las manos al rival?

Un sentimiento inexplicable, porque lo di todo de mí, no se me dieron las cosas, me acordé de mi mamá, de mi familia, de Liliana, pero luego fue felicidad porque subí al podio.

¿El premio le alcanza para comprarle la casa a la mamá?

Sí, ese dinero me alcanza para comprarle la casa a mi mamá, pero yo venía por más, aunque ese es un dinero que no tenía y ahora lo tengo.

Rafael Iznaga habló de poca preparación ¿siente que le hizo falta más fogueo?

Nos preparamos en Colombia, no nos dieron salidas internacionales, gracias a Dios tengo un entrenador muy sabio, con quien nos preparamos en Bogotá, nos preparamos y ahora confiamos que apoyen más este deporte para salidas internacionales.

¿Con su medalla cree que el apoyo puede mejorar?

Todo va mejorando, hoy dimos un paso grande en la historia, mi vida ha cambiado mucho, sobre todo en lo económico desde que estoy en el deporte.

¿Qué pide como medallista olímpico?

En el 2000 iniciaron un proceso en Apartadó de donde salió Caterine Ibargüen, Darley Pérez y otros grandes deportistas, pero ese proceso lo abandonaron, ahora les digo que vuelvan a mirar para allá, que siembren en los niños porque en el Urabá hay mucho talento.

¿Tuvo un encuentro especial antes de la final?

Sí, me reuní con Caterine Ibargüen, ella me animó mucho, me sentí muy contento porque una compañera de esa talla viniera a compartir conmigo, a darme ánimos, significó mucho.

últimas noticias

Más listos que nunca

Colombia, campeón de los Juegos Suramericanos

El deporte de Colombia sigue creciendo