Mundial de Rugby llega sin grandes favoritos a su fase final

Este fin de semana se disputarán los cuartos de final del torneo que se realiza por estos días en Nueva Zelanda.

Los cuartos de final del Mundial de Rugby de Nueva Zelanda se disputarán este fin de semana, en Wellington y Auckland, sin favoritos claros y marcados por la igualdad.

La primera fase de un mundial que comenzó hace un mes, lo hizo el 9 de septiembre con el Nueva Zelanda-Tonga, no ha deparado muchas sorpresas. Salvo por el triunfo de Irlanda sobre Australia, que le dio la primera plaza del grupo C a los del trébol, los clasificados son los previstos.

Los resultados han dejado a todos los equipos europeos, Irlanda, Inglaterra, Gales y Francia en la misma parte del cuadro, y a los del hemisferio sur en la otra, de tal forma que la final la jugarán una selección europea y otra entre Australia Suráfrica, vigente campeona del mundo, Nueva Zelanda y Argentina.

El sábado se enfrentarán Irlanda y Gales en Wellington, e Inglaterra y Francia en Auckland, donde el domingo Suráfrica y Australia saltarán al césped del Regional Stadium en el tercer choque de cuartos.

La selección anfitriona cerrará en el Eden Park, de Wellington, los cuartos ante Argentina el domingo.

Durante la primera fase, los grandes favoritos, Nueva Zelanda, Suráfrica y Australia, han perdido enteros de cara a la final del 23 de octubre, ya sea por las lesiones o por los resultados.

La victoria (6-15) de Irlanda sobre los australianos envió a estos a jugar los cuartos con los campeones del mundo en 2007, un papelón, y evitó a los oceánicos un choque relativamente fácil ante los galeses, que tendrán ahora los del trébol.

Irlanda, primera del grupo C, imbatida y con dos grandes victorias ante Australia e Italia, se presenta como levemente superior a Gales, segunda del grupo D, pero con una derrota por un punto (17-16) ante los surafricanos.

Francia e Inglaterra revivirán el “superclásico” del Seis Naciones, pero en sus antípodas. Los ingleses ya han protagonizada los clásicos episodios de salidas nocturnas y aventuras que suelen acompañar a sus jugadores en estos torneos, pero, campeones y finalista en los dos últimos mundiales, casi siempre están cuando se deciden los títulos y fueron los verdugos de los “bleus” en 2003 y 2007.

Mientras, los del gallo, los franceses, no han estado brillantes en la primera fase y han perdido dos encuentros, ante Nueva Zelanda y Tonga, lo que les ha hecho ser los peores segundos.

El seleccionador francés Marc Lièvremont, que dejará el puesto tras el campeonato, jugará con Morgan Parra en el puesto de apertura e Inglaterra tiene la duda de Jonny Wilkinson en ese posición por un golpe en el brazo. Toby Flood espera su oportunidad si su compañero es baja definitiva.

En el XV de la rosa Delon Armitage y Fabrice Estebanez en el del gallo están lesionador y no jugarán.

Suráfrica llega a los cuartos lastrada por la lesión en un hombro del centro Fraçois Stein y se cruza con una inesperada Australia, en un choque del que podría salir el campeón.

Tan importante o más ha sido para los “All Blacks” la lesión del apertura Dan Carter, considerado el mejor jugador del mundo, que ya no pudo jugar contra Canadá en la última jornada de la fase de grupos, pero recuperan a su capitán, el tercera Richi McCaw.

A Argentina, segunda de Inglaterra en el grupo B, le ha tocado el peor cruce, con los anfitriones, a los que nunca ha ganado. Ha perdido al “flanker” y uno de sus capitanes, Juan Fernández Lobbe, por una lesión en sus ligamentos cruzados en el partido ante Escocia, pero se ha mantenido muy competitiva y le faltó poco para superar a los ingleses.

“Los Pumas” ganaron los encuentros que les daban el pase, los de Rumanía, Georgia y Escocia, su objetivo. Ahora solo están a dos pasos, muy difíciles, de repetir o superar su inesperado tercer puesto en el Mundial de Francia 2007.

Temas relacionados

 

últimas noticias