NFL investiga caso de acoso contra jugador de los Miami Dolphins

Jonathan Martin, dejó la semana pasada el equipo de Miami por presunto ‘bullyng’ de Richie Incognito.

AFP

La Asociación de Jugadores de la NFL advirtió que insistirá en que la investigación por el caso de presunto acoso en los Delfines de Miami sea justa para todos los involucrados, incluyendo al guard suspendido Richie Incognito.

La liga está investigando la relación que había entre Incognito y su compañero Jonathan Martin, quien dejó al equipo la semana pasada debido a problemas emocionales. Incognito fue suspendido indefinidamente por el entrenador Joe Philbin, por la forma en que trató a Martin.

Martin explotó y comunicó al club que abandonaba el equipo de forma temporal. No soportaba más las embestidas verbales de su compañero Richie Incognito, uno de los veteranos de la plantilla de esta prestigiosa franquicia del fútbol americano.

Quizás por el peso de su pasado, Incognito bautizó a Martin como ‘Big weirdo’ (algo similar a un tipo raro). Pero no se quedó en el simple apodo. Según diversas fuentes, profería de forma habitual insultos hacia su socio en la muralla ofensiva de los Dolphins para proteger a su lanzador.

Algunos de inclinación racista y que dejaba tanto en el contestador de su teléfono móvil como en mensajes de texto. También en las redes sociales presumió de sus bromas pesadas. Entre ellas, las de obligarle a pagar a los novatos cenas después de las derrotas o fiestas a las que incluso no asistían. Aseguran que Martin abonó más de 15.000 dólares por una juerga en Las Vegas en la que ni siquiera participó.

Sin embargo, numerosos jugadores y entrenadores de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) no quieren que se mezclen las dos cuestiones. Este tipo de inocentadas, dicen, forman parte de la cultura de uno de los divertimentos favoritos de los estadounidenses, pero nunca atraviesan la línea de la agresividad y la humillación.

«En el momento en el que alguien siente que se le falta al respeto y que no puede ir a su trabajo y sentirse cómodo, ese es el punto en el que sabes que algo no se debe permitir en un vestuario», destacaba para el periódico neoyorquino el veterano de los Jets Willie Colon. «Todo el mundo las ha hecho», argumentaba Austin Howard, del mismo equipo, quien agrega: «Pero son algo divertido y que ayudan a construir la camaradería». Nada que ver con lo de Incognito.

Incognito no fue acusado formalmente. Los Dolphins declinaron comentar sobre el asunto.

Cornwell es un abogado que ha representado a la NFL y a varios jugadores prominentes, incluyendo al quarterback de los Pittsburgh Steelers Ben Roethlisberger. En el 2009 fue candidato a director ejecutivo del gremio de jugadores de la liga.

La declaración de Cornwell dice que un jugador de los Dolphins al que no identifica amenazó a Martin de forma vulgar. El abogado dijo que esos hechos "no son disputables".

"Durante la campaña y media que estuvo con los Dolphins, Martin intentó hacerse amigo de los mismos jugadores que le sometieron a abusos, con la esperanza de que eso acabara con el hostigamiento", dijo la declaración. "Es una reacción clásica de víctimas de hostigamiento. Pese a esos esfuerzos, las provocaciones continuaron... Finalmente, Martin tomó una difícil decisión, pese a su amor por el fútbol americano, Jonathan dejó los Dolphins. Jonathan está deseoso de volver a jugar. Mientras tanto, él va a cooperar plenamente con la investigación de la NFL".

Los Dolphins e Incognito no comentaron sobre la declaración de Cornwell.

Algunos dicen que Martin, un graduado de Stanford que se comporta calladamente, manejó bien la situación. Pero el fútbol americano es un deporte machista y algunos jugadores dicen que Martin debió haber respondido más firmemente.

 

 

Temas relacionados