El medallista olímpico Óscar Figueroa fue condenado por falsa denuncia

El pesista fue hallado culpable por el Juzgado 18 Penal del Circuito de Cali y fue sentenciado a 16 meses de prisión.

Óscar Figueroa pesista colombiano. Foto: AFP

Hace cuatro años Óscar Figueroa tocó el cielo con las manos en Londres. Con la medalla plata en los Juegos Olímpicos había cumplido un sueño, la alegría era única. Óscar no se cambiaba por nadie. En 2013 en el Mundial de Pesas de Polonia también brilló, se colgó el bronce al levantar un total de 316 kilos en la categoría de 62 kilos.

Pero hoy este pesista, que sueña con superar en Río lo realizado en los Olímpicos de Londres, no pasa por su mejor momento. El juez 18 penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de Cali condenó al pesista a 16 meses de prisión por el delito de falsa denuncia. La razón, el supuesto robo de un vehículo.

El deportista nacional ayudó a un amigo para comprar un automóvil en años anteriores. Lo sacó a su nombre de un concesionario para que su amigo lo pagara a cuotas. Pero según dio a conocer la Fiscalía, el hombre se atrasó en el pago de las cuotas, por lo que Figueroa siguió pagando la deuda, pero luego el padre de su amigo terminó de pagar el saldo.

Posteriormente, el medallista denunció el hurto del vehículo que estaba a su nombre, pero la Fiscalía demostró que el carro no había sido robado y estaba en poder de su amigo. Por lo que la denuncia realizada era falsa pues nunca hubo hurto del automotor.

A pesar de lo sucedido, como el deportista no tiene antecedentes judiciales, el juez concedió el beneficio de condena de ejecución condicional. Es decir, que Figueroa deberá pagar $700 mil como caución, firmar un acta de compromiso y tendrá un periodo de dos años de prueba de buen comportamiento. Por lo que su sueño de lograr una nueva medalla olímpica se mantiene intacto.

Según fuentes de la Fiscalía, el abogado del medallista apeló el fallo y tiene cinco días hábiles para aportar las pruebas para que se resuelva la responsabilidad de Figueroa en segunda instancia.