Protagonizó uno de los peores clavados de la historia y recibió cero de todos los jueces

La rusa Nadezhda Bazhina se despidió de Río 2016 por la acción que realizó en la prueba de salto de trampolín de tres metros.

La rusa Nadezhda Bazhina durante las pruebas clasificatorias del salto de trampolín de 3 metros. / EFE

Fue dos campeona de Europa en salto de trampolín de tres metros. Su objetivo en las presentes justas era obtener diploma olímpico y, por qué no, luchar por alguna medalla. Sin embargo, sus ilusiones se fueron literalmente al agua.

Nadezhda Bazhina disputaba las series clasificatorias de la prueba y en su cuarto salto no encaró de forma correcta el trampolín. Su cuerpo se desvió hacia la izquierda, y luego de un triple salto mortal hacia adelante, cayó de espaldas en la piscina.

Ante el mal intento, los jueces no tuvieron misericordia y todos le dieron un cero absoluto de puntaje. Obviamente la rusa no clasificó a las finales y se despidió de Río 2016 ocupando el puesto 26, de 29 competidoras.

Temas relacionados