“Quiero mejorar lo de Londres”: Yuri Alvear

La judoca vallecaucana, favorecida en el sorteo, necesita ganar dos peleas para asegurarse un lugar en el podio, como hace cuatro años.

Yuri Alvear, la mejor judoca colombiana de la historia, nació en Jamundí hace 30 años.  / AFP
Yuri Alvear, la mejor judoca colombiana de la historia, nació en Jamundí hace 30 años. / AFP

Pase lo que pase este miércoles en el tatami (cancha de judo) de la Arena Carioca 2, en Río de Janeiro, los Juegos Olímpicos de 2016 serán inolvidables para la vallecaucana Yuri Alvear, quien fue la abanderada de la delegación colombiana en la ceremonia de inauguración, el viernes pasado.

Ese es, hasta ahora, el momento más importante de su carrera deportiva, por encima, incluso, de cuando conquistó la medalla de bronce en Londres 2012.

Sin embargo, la múltiple campeona en eventos del ciclo olímpico y en copas del mundo no oculta su ilusión de subirse este miércoles a lo más alto del podio, en la competencia de los 70 kilogramos.

“Llego muy bien, concentrada, contenta y agradecida con esta nueva oportunidad. Los Olímpicos son muy difíciles, pero para Dios nada es imposible y espero que me ilumine”, le dijo a El Espectador la nacida en Jamundí el 23 de marzo de 1986, mientras disfrutaba de la actuación de Óscar Figueroa, en el pabellón 2 de Riocentro, hasta donde llegó confiada en el éxito de su coterráneo.

Firmó decenas de autógrafos y se tomó cientos de fotos con los colombianos que estaban en el escenario. Al fin y al cabo, como abanderada también asumió una mayor responsabilidad: la de representar a sus colegas ante la afición y los medios de comunicación. “Sentir el cariño y el reconocimiento de la gente es algo muy bonito, y así uno esté enfocado en su competencia, no puede ignorar a quienes vienen a apoyarnos”, dice.

Con respecto a su actuación, admitió: “Espero entrar con la mejor actitud posible y dar lo mejor en cada combate. Sueño con el primer lugar”.

Y comenzó bien, porque el sorteo la favoreció y tuvo el paso directo a la segunda fase, en la que enfrentará a la ganadora entre la croata Bárbara Matic y la puertorriqueña María Pérez. Si triunfa, quedará a una victoria de asegurar medalla.

“Conozco bien a todas las rivales porque las enfrento desde hace bastante tiempo. Tengo un planteamiento táctico para utilizar ante cada una, pues todo eso es parte de la preparación de una participación como esta. Confiando en Dios, esos planes saldrán y podré llegar a mi objetivo”, señaló luego de ver a Figueroa celebrando su medalla dorada y llorando en el escenario.

“Eso es incomparable. Yo todavía lloro cuando veo mis imágenes en Londres. Óscar me inspira, así como Mariana Pajón, quien hace cuatro años fue la abanderada y después ganó el oro. Yo quisiera hacer lo mismo”, agregó.

Este martes no salió de la Villa de los Deportistas, en donde ultimó detalles con sus técnicos, el japonés Noriyuki Hayakawa y Baudilio Hernández, quienes coincidieron en que “tuvimos una excelente preparación, aunque no faltaron los contratiempos, pero tratamos de llegar en la mejor forma posible. El trabajo está hecho, esperemos que los resultados se vean ahora en la competencia”.

Ojalá Yuri se suba al podio y pueda celebrar, como hace cuatro años en Londres, cuando entró en el Olimpo del deporte, ese del que, pase lo que pase, ya nunca la podrán sacar.

 

últimas noticias