Río 2016, la justa reivindicación del nadador Omar Pinzón