Rusia insiste en la responsabilidad individual de deportistas que se dopan

En su primer informe divulgado el 18 de julio de este año, McLaren denunció que el Estado ruso promovió un sistema de dopaje bajo la supervisión del Ministerio de Deportes de Rusia y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Rusia espera que las conclusiones del segundo informe McLaren, difundidas este viernes, no dejen a la selección olímpica rusa fuera de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, manifestó el exministro de Deportes y actual viceprimer ministro del Gobierno ruso, Vitali Mutkó.

"Los Juegos Olímpicos se organizan por el Comité Olímpico Internacional (COI), que ha dicho que no puede haber responsabilidad colectiva en este caso. ¿Por qué debe haber una reacción distinta hacia Rusia? Si un deportista ha violado el reglamento, debe ser castigado", dijo Mutkó a la agencia rusa de información deportiva R-Sport.

La segunda parte del informe redactado por el equipo del abogado canadiense Richard McLaren por encargo de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), reiteró las acusaciones de Rusia de promover el dopaje de Estado y estimó en más de mil los deportistas rusos implicados en ese sistema entre 2011 y 2015.

El ministerio de Deportes de Rusia, desde hace dos meses bajo la tutela del campeón olímpico de esgrima Pavel Kolobkov, negó la existencia de un sistema de dopaje de Estado en este país, aunque prometió que investigará las denuncias incluidas en el informe.

"Ya se han hecho todas las declaraciones al respecto. No es nada agradable y nadie tiene intención de menospreciar el informe y las acusaciones. Ahora hay que transcurrir hacia el ámbito jurídico" del problema, apuntó Mutkó, relevado del ministerio de Deportes tras ser señalado como principal responsable de los escándalos de dopaje en el deporte ruso.

En su primer informe divulgado el 18 de julio de este año, McLaren denunció que el Estado ruso promovió un sistema de dopaje bajo la supervisión del Ministerio de Deportes de Rusia y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

Hace dos días el Comité Olímpico Internacional (COI) prolongó las sanciones por dopaje de Estado contra Rusia "hasta nuevo aviso".

Contra todo pronóstico, tras la publicación de la primera parte del informe, el COI no suspendió a finales de julio al equipo olímpico ruso, que pudo competir en Río, donde logró 56 medallas.

En cambio, no pudieron participar en Río ni el equipo paralímpico ruso al completo, ni el equipo de atletismo ni varias decenas de deportistas con antecedentes de consumo de sustancias prohibidas, en su mayoría levantadores de peso y remeros.