"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

La samba olímpica de Usain Bolt

El hombre récord está listo en Río para comenzar este domingo su camino hacia el triple oro: 100, 200 y 4x100 metros.

El jamaiquino Usain Bolt no perdió el ritmo a la hora de bailar samba en Río de Janeiro.  / EFE
El jamaiquino Usain Bolt no perdió el ritmo a la hora de bailar samba en Río de Janeiro. / EFE

El jamaiquino Usain Bolt tratará de lograr un nuevo triplete 100, 200, 4x100 en Río 2016, sus últimos Juegos, e intentará batir su récord mundial del doble hectómetro. La estrella, que hizo su aparición ante los medios en la Ciudad de las Artes de Río de Janeiro, insistió en que pondrá el broche olímpico en la ciudad brasileña.

“Seguro que son mis últimos Juegos Olímpicos. He hecho y demostrado todo. Mucha gente no se sentirá feliz”, dijo el caribeño, quien se deleitó bailando samba.

El Relámpago tratará de obtener un nuevo triplete de la velocidad (100, 200 y 4x100) y despedirse de los Juegos Olímpicos por todo lo alto, aunque el nuevo reto que se ha marcado es batir la plusmarca de 200 metros que tiene fijada en 19,19.

Bolt explicó que para él los 100 metros no son estresantes y que tan sólo se siente nervioso en los 200. “Realmente quiero batirlo, siempre he querido”, señaló.

Tras asegurar que no cree que tenga un rival en especial, sino todos los demás corredores, volvió a expresarse y a actuar con tremenda simpatía. Al comienzo pidió a los periodistas que aplaudieran más, se hizo un selfi y salió del escenario bailando junto a una batucada.

Asimismo bromeó sobre el único problema que ha tenido desde que llegó a Río de Janeiro: tuvo que comprarse su propia televisión. “No tengo nada de qué quejarme. El trabajo ha sido bueno, la pista de entrenamiento también. Siempre es bueno ir a un país diferente y sentir el cariño. He estado aquí antes, fui a la playa y siempre sentí el apoyo. Espero que ocurra en el estadio, porque es lo que realmente cuenta, sentir toda la energía”.

Bolt, la estrella mediática del atletismo y del olimpismo en la última década, acude sin saber si ha superado la lesión muscular que sufrió a principios de julio.

El jamaiquino, que cumplirá 30 años el 21 de agosto, busca en la jornada final de Río 2016 un tercer triplete consecutivo en unos Juegos, tras haberse impuesto en 100 y 200 metros y el relevo 4x100 m en Pekín 2008 y Londres 2012.

Sin duda, esta vez parece más difícil que nunca. Tras haber realizado un prometedor tiempo de 9,88 en 100 metros el 11 de junio, que en ese momento era el segundo mejor registro de la temporada, se lesionó el 2 de julio en las clasificatorias jamaiquinas.

Una dolencia muscular, en semifinales de los 100 metros, hizo que estuviera tres semanas sin competir, hasta el 22 de julio en Londres, donde corrió su primera prueba de 200 metros de la temporada, ganando con 19,89. En ambas distancias está lejos de sus récords del mundo: 9,58 y 19,19.

Si las selecciones jamaiquinas fueran tan estrictas como las estadounidenses, donde sólo los tres primeros de su competición nacional tienen acceso a los Juegos, Río 2016 se habría quedado sin Bolt.

En los Juegos de Londres 2012 y en los Mundiales de Atletismo de Moscú 2013 y Pekín 2015, Bolt también llegó con muchas dudas y acabó ganando todas las medallas de oro de velocidad. Sus principales rivales serán el estadounidense Justin Gatlin, que a sus 34 años sigue en forma y aparece como su mayor amenaza, y el también jamaiquino Yohan Blake, de 26, que ganó en 100 y 200 metros en Jamaica.