Sudáfrica bate récord en el Mundial de Rugby

El actual campeón del mundo se impuso 87-0 a una débil Namibia.

Sudáfrica, actual campeón del mundo, logró este jueves ante Namibia (87-0) su tercera victoria en el Grupo D del Mundial de rugby, en el North Harbour Stadium de Auckland, con lo que está virtualmente en cuartos, en un partido en que batió varios records.

Los Springboks mejoraron su mayor margen de diferencia favorable de puntos en un Mundial, que tenía en 66 (72-6), contra Uruguay en el Mundial de 2003.

Sudáfrica también igualó su propio récord de diez partidos consecutivos invicto en el Mundial, y el wing Bryan Habana se convirtió en el jugador de los Springboks con más tries marcados (39).

Este triunfo acerca a los Springboks, único equipo invicto del grupo (14 puntos) tras tres partidos, a su clasificación a cuartos de final, que deberán lograr en su último partido frente a Samoa, el viernes 30 de septiembre en el mismo estadio.

Dominadores en todos los sectores del juego frente al 19º del ránking mundial, los campeones del mundo sacaron pronto una amplia ventaja (31-0 en el descanso) y marcaron un total de doce tries, ocho de ellos en la segunda parte. Gio Aplon, Juan de Jongh y François Hougaard lograron dos cada uno.

"Estoy muy contento, ya que hemos hecho progresos. En los primeros 40 minutos tuvimos algunos malos hábitos, pero pusimos más concentración tras el descanso, cambiamos nuestro juego y estuvimos más rápidos", afirmó el capitán de los Springboks, John Smit.

Habana se hizo con el récord de tries inscritos con la camiseta de Sudáfrica, con un total de 39, tras el logrado este jueves.

Habana estaba empatado hasta ahora en el primer puesto con el legendario medioscrum Joost van der Westhuizen, autor de 38 tries en 89 partidos internacionales entre 1993 y 2003.

Habana
(28 años, 72 partidos internacionales) había terminado como máximo realizador del Mundial de 2007, igualando el récord de ocho tries en una edición de Jonah Lomu (1995).

El try frente a Namibia, inscrito en el minuto 22, es su primero en el Mundial-2011, antes de ser reemplazado en el 61.

Este partido permitió al entrenador sudafricano, Peter de Villiers, hacer jugar a los suplentes, para que descanse el resto de cara a los partidos que quedan en la competición.

Namibia, que sólo ha ganado un punto en tres partidos, disputará su último encuentro en el Mundial frente a Gales el lunes 26 de septiembre en New Plymouth.