En sus marcas, listos, fuera

Cerca de 44 mil atletas participarán mañana en la prueba atlética más importante del país.

La prueba contará con la presencia de atletas de 42 países. / El Espectador

Desde hace ya varios días, Bogotá está de fiesta. Mañana se realiza la decimoquinta versión de la Media Maratón, el evento recreativo-deportivo más importante de la capital del país.

Poco a poco, la carrera se ha convertido en un tema de ciudad, con el que tienen que ver directamente por lo menos dos millones de personas, las 44.000 que participan y el resto, que apoyan a los atletas a lo largo de los 21 kilómetros de la prueba élite o los 10 kilómetros de la recreativa.

“La Media Maratón cambió la cultura deportiva de la ciudad, tal y como ocurre con las grandes competencias en el mundo. No en vano mantenemos la calificación Gold Label de la Federación Internacional de Atletismo”, explica Luis Felipe Posso, el encargado de traer a los fondistas internacionales y quien con conocimiento de causa agrega: “Estamos a la altura de las mejores competencias callejeras del planeta. No tenemos nada que envidiarles a Boston, Berlín, Londres o Nueva York”.

Tiene razón. Al menos siete de los diez mejores atletas de élite del mundo en la distancia de 21 kilómetros estarán presentes mañana a las 9:30 a.m. en el Parque Simón Bolívar, sitio de partida. “Bogotá se ha convertido en una parada obligatoria en el calendario”, acepta el keniata Kimutai Kiplimo, el número tres, quien se ha subido tres veces al podio en la capital del país.

Su compatriota Geoffrey Kipsang Kamworor, ganador del año pasado y actual campeón mundial de 21 km, explica que “entre los corredores hablamos de las carreras, de la organización, los premios y el trato de la gente. No hay duda de que Bogotá está entre las mejor calificadas”.

Sin embargo, la Media Maratón significa mucho más que una carrera para la mayoría de sus 45.000 participantes. “Para mí, que he participado en las 14 versiones anteriores, se volvió una manera de vivir. Ahora me preparo durante todo el año para mejorar mi marca, que la primera vez fue de 2 horas y 45 minutos. Hago al menos cuatro carreras antes, todas las de 5, 10 o 15 kilómetros que organizan en la ciudad”, cuenta Rolando Gómez, un contador público que aspira a parar los cronómetros en 1 hora y 30 minutos.

Como él, muchos aficionados se han dejado seducir por la cultura del running. De hecho, Colombia es uno de los países de Latinoamérica en los que más competencias atléticas se realizan.

Y eso que son más los deportistas que corren la Media Maratón de manera recreativa, sin preocuparse por los registros y la posición. La mayor parte de los inscritos harán la prueba de 10 kilómetros en compañía de familiares y amigos.

Precisamente a esos atletas no habituales se les recomienda hidratarse bien durante el recorrido o, en caso de necesitar ayuda médica, acudir a alguna de las 10 islas de servicio.

La Asociación Correcaminos, organizadora de la carrera, en colaboración con las empresas patrocinadoras, ha dispuesto los pacers, que son atletas guía que marcarán el paso de los corredores de acuerdo con el tiempo que tengan previsto hacer. Si alguien aspira a correr los 21 kilómetros en dos horas, debe buscar en la partida su respectivo pacer, identificado con un globo de color rojo, y seguirlo durante el recorrido.

Para la Media Maratón habrá tres categorías. abierta, veteranos y plus, que saldrán a las 9:30 a.m.. Para los 10 kilómetros los corredores se dividirán en seis grupos, que partirán justo después de los atletas élite. El punto de reunión es la Plaza de Eventos del Parque Simón Bolívar.