Tres colombianos que brillan en las Grandes Ligas

José Quintana y Julio Teherán completaron tres victorias como abridores. Ernesto Frieri lleva nueve salvados con los Angelinos. Buen augurio para lo que queda de la temporada.

El cartagenero Julio Teherán, de los Bravos de Atlanta.
El cartagenero Julio Teherán, de los Bravos de Atlanta.

Realmente conmovedora fue la ovación que recibió el abridor colombiano José Quintana la noche del martes, cuando desde la lomita lideró a los Medias Blancas de Chicago en su victoria 3-1 sobre los Medias Rojas de Boston.
La actuación del bolivarense de 26 años fue sensacional. Durante seis entradas y un tercio no le permitió hits a la poderosa ofensiva rival, hasta que David Ortiz, el ya legendario Big Papi, pudo embasarse con un sencillo. En ese momento, el mánager Robin Ventura decidió que Quintana había cumplido con su misión y lo relevó.

Y por primera vez en sus 34 partidos jugados en las Grandes Ligas, el nacido en el municipio de Arjona tuvo que quitarse la gorra y saludar a los 21.984 que lo aplaudían desde las tribunas del U.S. Cellular Field.
“Fue una noche maravillosa. Lamento no haber logrado un partido completo sin imparables, pero esto me sirvió para darme cuenta de que es posible, ese sueño no está lejos”, señaló al final del juego Q, como le dicen sus compañeros.
De todas maneras, el colombiano se anotó la victoria, su tercera de la temporada en nueve salidas. En 51,2 entradas ha tenido un porcentaje de carreras admitidas de .348, le han pegado 46 hits y le han anotado 22 veces, pero ha ponchado a 39 bateadores.

“Tuvo una muy buena ubicación de sus lanzamientos rápidos en las primeras seis entradas”, admitió el entrenador de los Medias Rojas, John Farrell, quien explicó: “Puso la bola en la zona de strike en ambos lados del plato. Usó sus picheos secundarios esporádicamente, pero de manera muy efectiva”.
Así, poco a poco, el zurdo Quintana se sigue ganando el respeto en las Mayores, aunque su equipo no tenga todavía una temporada positiva, pues lleva 21 victorias y 23 derrotas, por lo que ocupa la cuarta posición de la División Central de la Liga Americana.

Quien sí puede celebrar por completo es el cartagenero Julio Teherán, de los Bravos de Atlanta, primeros en el este de la Liga Nacional, quien también completó tres triunfos y una caída en ocho aperturas este año.
El abridor de 22 años es una de las revelaciones de las Mayores y lo confirma cada vez que va al montículo. El lunes lanzó ocho sólidos episodios en la victoria 5-1 sobre los Mellizos de Minnesota.

“Ahora tengo que ganar todos los partidos que pueda, seguir mostrando un buen nivel y convencer a los entrenadores de que soy consistente”, aseguró Teherán, quien ha actuado en 49,2 episodios en 2013, para .399. Ha permitido 58 imparables y 22 carreras, ha concedido nueve bases por bola y ha sacado a 30 bateadores por la vía del ponche.

El otro colombiano que no se cansa de brillar es Ernesto Frieri, cerrador de los Angelinos de Anaheim.

Nacido en Arjona hace 27 años, debutó con los Padres de San Diego, pero se ha consolidado ahora con su nuevo club. En 18 partidos lleva nueve salvados, con apenas una derrota. En 20,1 entradas le han anotado cinco carreras y le han conectado nueve hits. Tiene un ERA de .225, con 28 ponches. Su equipo no anda bien, lleva 18 triunfos y 27 derrotas, por lo que marcha cuarto en la División Oeste de la Liga Americana.

Los hermanos Solano no han tenido mucha acción este mes. Donovan, el segunda base de los Marlins de la Florida, no juega desde el 3 de mayo. Está en la lista de lesionados por un fuerte dolor en el costado izquierdo de su espalda. Y Johnatan apenas lleva cinco partidos desde que volvió como receptor a la plantilla de los Nacionales de Washington.