Una conducción extrema y perfecta