¿Cómo viajan 300 caballos a las Olimpiadas? En primera clase

Llegarán caballos desde Lieja, Bélgica, Miami y Nueva York. Los últimos de los 310 caballos que llegarán a Río, incluidos los animales de reserva, saldrán el 7 de agosto.

Archivo

Algunos atletas olímpicos parecen ser sobrehumanos, mientras que otros no son humanos, sino animales. Más de 300 caballos llegarán a Río esta semana a competir en unos juegos que han representado un reto logístico y de transporte para compañías de todo el mundo.

Para las Olimpiadas se requerirán cerca de 30 millones de artículos, desde condones hasta armas de fuego, que se enviarán a Brasil desde todas partes del mundo en 6.000 contenedores de carga que llegarán por mar, aire y tierra. Alrededor del 70 por ciento de la las importaciones llegaron por mar y 25 por ciento por avión, mientras que el resto viajó en camiones, dijo Fernando Cotrim, director de logística de los juegos de Río. Desde China, por ejemplo, llegaron 40.000 camas y 40.000 colchones para la aldea olímpica, de la que ya se quejaron los competidores de Australia por los defectos de plomería y el olor.

Transportar colchones es fácil. Algunas entregas son más delicadas, como los caballos, entre otros desafíos que enfrentan los organizadores y las empresas de logística, dijo Cotrim. Otro son las armas de fuego utilizadas para los eventos de tiro. Las armas que llegan a la aduana se envían al Centro de Tiro Olímpico y se colocan en la sala de armas, de donde los atletas las toman para entrenar y competir, dijo Tabata Villas Boas, especialista en logística internacional de la comisión organizadora local. Por último, las muestras de fluidos de los atletas utilizadas para las pruebas de dopaje requieren estrictos protocolos de seguridad, especialmente tras las acusaciones en contra del equipo ruso antes de los juegos.

Caballos

Sin embargo, los caballos son el mayor reto logístico. El primero de doce vuelos de Emirates SkyCargo que transportarán a los animales salió del aeropuerto Stansted de Londres el 29 de julio. El vuelo a Brasil tarda casi 12 horas. También llegarán caballos desde Lieja, Bélgica, Miami y Nueva York. Los últimos de los 310 caballos que llegarán a Río, incluidos los animales de reserva, saldrán el 7 de agosto.

El aeropuerto internacional de Río de Janeiro, conocido como Galeão, invirtió 2.000 millones de reales (US$628 millones) desde agosto de 2014 para mejorar la infraestructura. La inversión incluye, por ejemplo, 1 millón de reales para una rampa que conecta a los caballos con los camiones que los transportarán al área de competencia.

De la misma manera que los transportistas de pasajeros destinan sus mejores alimentos, bebidas y servicio a los clientes de primera, lo mismo sucede con los especialistas en carga y logística a cargo de los caballos.

“Hay que ofrecer las mejores condiciones a los animales atletas”, dijo Martin Atock, director gerente de Peden Bloodstock GmbH, una compañía alemana que se ha encargado del transporte de caballos olímpicos desde los juegos de Montreal de 1976.

Cada uno de los aviones de carga Boeing 777 que transportan a los caballos llevan 11 cuidadores y veterinarios. Y cada vuelo debe tener cuando menos un veterinario a bordo. Los aviones de Emirates cuentan con espacio para que los caballos olímpicos puedan moverse, y está programado que los vuelos lleguen a las 11 p.m., para minimizar la congestión al momento de la descarga.

 

últimas noticias