“Yo nunca me dosifico”: Mariana Pajón

La reina del BMX prepara su temporada 2016, en la que el gran objetivo será volver a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

Mariana Pajón recibirá este año en su pista de Medellín el Campeonato Mundial de BMX. / EFE

Desde que Mariana Pajón ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, el 10 de agosto de 2012, perdió el anonimato y la intimidad. Muy poco no se sabe de ella. Incluso, es muy complicado que pase desapercibida en cualquier lugar de Colombia. Las medias rosadas que usa como agüero de competencia, las uñas del color de la bandera de Colombia, la manilla con dijes en forma de bicicleta, el tatuaje en su muñeca derecha con los anillos olímpicos y el de letra cursiva con la frase “Campeona Olímpica”, son elementos de su personalidad más que conocidos. En el ámbito deportivo sigue siendo indestronable, es la mejor del mundo en el BMX femenino y a pesar de eso su motivación sigue siendo ganarlo todo. Ahora, con 24 años, a un poco más de cuatro meses del inicio de los Juegos Olímpicos de Río 2016, Mariana sigue pareciendo una niña, pero con la experiencia de una veterana. “Amo lo que hago y tengo muchas metas más por conseguir”, le dijo a El Espectador la antioqueña, que recientemente fue presentada como una de los atletas apoyados por Visa en Río 2016, un lujo que solo pueden darse otros 30 deportistas alrededor del mundo, entre ellos el también colombiano Nairo Quintana, quien participará en la prueba de ruta.

¿Este año qué planes tiene para cerrar la preparación de cara a Río 2016?

Con muchas carreras que tengo antes. Tengo copas mundo, Nacionales en Colombia, que los seguiré entrenando y corriendo en mi país. También espero ir a carreras de preparación en Estados Unidos y Canadá que me permitan llegar a Río muy bien.

En mayo será el Mundial de BMX en su pista, en Medellín, ¿qué significa eso para usted?

Obviamente esta carrera también es un punto clave dentro de mi preparación para Río. Significa algo muy importante para mí que sea en mi pista, en mi ciudad, en donde crecí y comenzaron mis sueños. Quiero que la gente del mundo se dé cuenta en realidad de lo que es Medellín, de lo que es Colombia. Voy a prepararme para obtener el mejor resultado.

¿Por ser ese un evento tan cercano a los Olímpicos, se dosifica o corre con precaución para evitar cualquier imprevisto que afecte su participación en el gran objetivo del año que es Río?

Que sea un evento cercano a los Juegos Olímpicos implica que es parte de la preparación, así que no le veo problema. En este año tenemos dos picos: uno es llegar bien al Mundial y otro a los Olímpicos. Lo tomo como una carrera más, no importa que vengan los Juegos. Yo nunca me dosifico, no importa que haya después de cada carrera, siempre quiero ganar, doy el máximo y precisamente para eso me preparo, para estar tranquila y hacerlo bien siempre. Tanto en el Mundial como en Río voy a intentar dar más del ciento por ciento.

Hace cuatro años en Colombia se contaba con su medalla de oro, usted con 20 años supo manejar esa presión y logró el objetivo. ¿Ahora siente que será más fácil manejar esa presión?

Para Londres yo estaba preparada para los Olímpicos. Tenía 20 años, estaba más joven y con muchas cosas por aprender. Ahora estoy más madura y la presión la manejo igual. Para mí no es presión, es energía positiva, estoy tranquila porque si lo pude hacer una vez, lo puedo hacer dos veces o más, así que estoy muy motivada y convencida de que puedo volver a trabajar por ese sueño.

¿Qué tan diferente es la Mariana Pajón de 2012 de la de hoy?

No he cambiado para nada, sigo siendo la misma tanto profesional como personalmente. Mis sueños y motivaciones son los mismos. Hago lo que más me gusta, sigo teniendo metas nuevas, entrenando el máximo, y si así me gané ya una medalla, sé que aunque tenga que entrenar incluso el doble para ganarme otra, lo puedo hacer. Soy la misma, con muchas más oportunidades, más experiencia, pero no he cambiado.

Cuando se ha ganado todo lo que ha competido ¿Cuál es la motivación para seguir levantándose cada día a entrenar y seguir teniendo sacrificios y una vida diferente?

Lo que pasa es que yo no miro un resultado ni trabajo por un resultado. Lo hago por seguir haciendo lo que más gusta, porque el BMX sigue siendo mi pasión. Me encanta sentir esa felicidad y esa adrenalina. Simplemente veo los logros que he conseguido como una motivación muy grande y eso me hace levantarme todo el día a entrenar para seguir siendo la mejor. He ganado mucho, pero aún puedo lograr mucho más.

¿Qué significa para usted el apoyo de una gran empresa como Visa en su objetivo olímpico?

Para mí, el apoyo de una empresa como Visa es algo muy importante. Estar respaldada por un equipo de triunfo es una motivación muy grande. Saber que ellos son patrocinadores de los Juegos Olímpicos, del Comité Olímpico Internacional, y que voy a estar con ellos como un equipo, es una gran experiencia. Me siento muy orgullosa de poder representar un equipo de 30 atletas del mundo que vamos a tener el mismo sueño del oro.

¿Para usted qué es el oro?

Un resultado de un trabajo muy fuerte. Algo que no llega gratis. Para lograrlo se necesita mucho esfuerzo, sacrificio, enseñanzas, retos, y es la culminación de todo. Es lo que la vida le devuelve a uno cuando se ha luchado por un objetivo.

¿Cómo se trabaja la parte mental, cuando se sabe que por más que sea la mejor del mundo y la favorita a ganar, el triunfo depende también de factores externos?

Tengo un entrenador mental, así como en la parte física. Estoy con expertos que me ayudan a entrenar día a día la mente. En el deporte de alto rendimiento la diferencia se hace por pequeños detalles. No creo que un triunfo dependa de factores externos. Cuando uno se prepara mental y físicamente, todo depende de ti. Cuando uno se enfoca y se propone un objetivo, no hay nada que lo detenga.

¿Le teme al zika en Río?

Hay países que están muy preocupados por la situación, pero yo creo que esto no nos va a dañar los Juegos Olímpicos, simplemente hay que tomar las precauciones necesarias. Los países de Suramérica hemos sabido convivir con eso y no lo vemos como algo tan grave.

¿Y qué hay de la Mariana Pajón médica? ¿Qué tan cerca está ese proyecto que es uno de sus sueños en la vida?

Por ahora está muy aplazado. Estoy enfocada en mi marca, para después de la vida profesional seguir como empresaria. Es algo muy lejano que no lo descarto totalmente, pero por ahora no lo veo.