Yonny Hernández: Mi meta es ser campeón del mundo

El antioqueño descansa en Colombia durante el receso de la temporada de Moto GP, la categoría más importante del motociclismo mundial.

Yonny Hernández visitó ayer las instalaciones del Comité Olímpico Colombiano, en Bogotá. /Cristian Garavito

Amor a primera vista. Así define el piloto colombiano Yonny Hernández el momento en que recibió su primera motocicleta, cuando tenía 6 años. Era una Yamaha PW de 50 c.c. y con ella aprendió lo maravilloso que es el mundo de la velocidad a motor sobre dos ruedas.

Han transcurrido 20 años desde aquel encuentro y hoy Yonny afirma que puede llegar a ser campeón del mundo muy pronto. Alcanzar este objetivo no es una tarea fácil, pero es probable pues ha logrado mantenerse como el único corredor latinoamericano en la máxima categoría del motociclismo mundial, la MotoGP, en el equipo Pramac Racing.

La destreza que muestra el paisa al afrontar con su moto cada recta, chicana o curva en las pistas, hace que sea tenido en cuenta por equipos como el MGM Yamaha o el Ducati Oficial para que a partir de 2015 haga parte de su plantilla y de esta manera pueda aspirar seriamente a alzarse con el campeonato del mundo.“Cada vez que me dan material para trabajar, puedo hacerlo mejor, puedo llegar más lejos” aseguró Hernández.

Desde 2012 el piloto, nacido en Medellín, se ha mantenido en la élite del motociclismo mundial, corriendo con diferentes equipos de Moto GP como el Avintia Racing, el Paul Bird Motorsport y su actual escuadra, Pramac Racing. Con esta última viene realizando una destacada campaña en 2014, pues ha logrado 27 puntos y ha culminado las nueve carreras disputadas. “Con Pramac tenemos mejores condiciones, pues hay más dinero. Debo exigirme menos sobre la moto y logro posicionarme cada vez mejor”, afirmó.

Además de sus cualidades al volante, la amabilidad y la sencillez de Yonny le han permitido entablar una buena relación con los demás corredores. “Con todos los pilotos me trato de la mejor manera. Tengo una muy buena relación con Marc Márquez, también con Joan Barberá. Eso sí, guardamos distancia en la pista, pero afuera de ella volvemos a ser amigos”, indicó Hernández, quien agregó: “Por ejemplo, Valentino Rossi es muy humilde y abierto. Incluso compartimos algunos espacios, como la hora del almuerzo”.

Sin embargo, no todo es color de rosa para el antioqueño, pues el acelerado ritmo de trabajo que se tiene en este deporte y especialmente en esta categoría hace que se deba aprender a lidiar con los contratiempos que se presentan tanto adentro como afuera de las pistas. “Uno siempre está viajando, entonces es común llegar a un aeropuerto y perder una conexión o un vuelo y si no tienes comunicación, tienes que ver cómo te contactas con el equipo. Me pasó en Malasia, no sabía qué hacer”, apuntó entre risas.

“Mi meta es sumar en los nueve grandes premios que faltan de esta temporada y luchar por el puesto 11 o 12 en la tabla general. Para el otro año analizaremos propuestas y escogeremos la que nos permita acercarnos al título”, agregó. 

tgc_777@hotmail.com

@Theo_Gonzalez

 

últimas noticias