Yurberjen Martínez, de bicicletero a boxeador olímpico

El colombiano está a una pelea de conseguir medalla en Río 2016. Este miercoles a las 7:15 a.m. peleará contra el español Samuel Carmona.

Yurberjen Martínez, el boxeador colombiano que sorprende en Río 2016. / AFP
Yurberjen Martínez, el boxeador colombiano que sorprende en Río 2016. / AFP

“Seguramente después de los Juegos Olímpicos aprenderán a pronunciar mi nombre”, decía entre risas el boxeador colombiano Yurberjen Herney Martínez, antes de comenzar su participación en Río 2016. Sus 1,65 metros de estatura hacen que pase desapercibido, pero apenas abre la boca, llama la atención de los demás. Este antioqueño de 24 años es extrovertido, alegre y muy confiado de sus habilidades, no sólo en el cuadrilátero. En Turbo, donde ha vivido toda su vida, dice ser el mejor mecánico de bicicletas, actividad a la que se ha dedicado en los últimos años.

Sólo hace cuatro años comenzó a participar en competencias de boxeo. Lo hizo en el Campeonato Nacional de Bogotá, en el que triunfó y regresó a su pueblo con la decisión de seguir preparándose fuertemente para triunfar como boxeador. Siendo campeón recibió como premio un celular, algo que no había podido adquirir porque los ingresos que le llegaban por ser mecánico de bicicletas eran para la alimentación y la ayuda en su casa.

Pero desde 2011 todo fue mejorando, porque se dio cuenta de que dando puños podría llegar lejos. Y con el apoyo de la Federación Colombiana de Boxeo cumplió su sueño de clasificarse a unos Juegos Olímpicos. Lo logró en Buenos Aires, Argentina, en donde se convirtió en el colombiano número 93 clasificado a Río. Ese viaje al país suramericano fue su segunda salida del país, pues ya había ido a Cuba, también a una competencia boxística.

Y en Río sorprendió. En su primera pelea en la categoría minimosca (46-49 kg) derrotó 3-0 al brasileño Patrick Lourenco y este lunes venció en los octavos de final al filipino Roger Ladon, también 3-0. “La clave fue que le sorprendimos. Él esperaba que saliera a atacarlo y yo me quedé a la riposta, y cuando él vino adentro, entonces encontró otra cosa”, explicó el púgil antioqueño, tercero de seis hermanos, que se dedicaron al levantamiento de pesas, pero él por ser tan flaquito y bajito, se fue por el boxeo.

Un guante puede ser casi igual de grande a su cabeza y con qué fuerza lanza cada puñetazo. La agilidad es su fuerte y el deseo de agredir en cada acción lo hace muy peligroso. El siguiente combate, con opción a las semifinales y medalla de bronce, será con el español Samuel Carmona, que superó al irlandés Patrick Barnes (2-1), bronce en los Juegos Olímpicos de Londres-2012.

Las medallas que ha cosechado Colombia en el boxeo olímpico fueron conquistadas por Alfonso Pérez y Clemente Rojas, en Múnich-1972, y Jorge Eliécer Julio en Seúl 1988 (las tres de bronce). “Ojalá pudiera repetir esas hazañas. La gente me lo dice, pero dentro de mí sé que tengo para mejorar el color de esas medalla”, indicó Yurberjen, quien recalcó que “no me preocupa hacer historia. Me preocupa el español ahora”, en referencia a su combate en los cuartos de final ante el ibérico Samuel Carmona. De ganar, se asegurará un metal de bronce, pues de los cuatro clasificados a semifinales, dos suben al tercer escalón del podio y los otros dos pelean por el oro y la plata.