Yuri Alvear, medallista de plata en Judo en Río 2016

La colombiana perdió en la final contra Haruka Tachimoto, quien ganó la presea dorada en la prueba de hasta 70kg.

Yuri Alvear le entregó al país la segunda medalla en Río 2016. / EFE

Yuri Alvear le sigue dando alegrías a Colombia. La judoca, que ganó medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, volvió a tener una destacada actuación en el torneo de judo de la categoría hasta 70kg en Río 2016. Estuvo magistral. Supo defenderse cuando la exigieron y aprovechó su momento para atacar. Pero se encontró con la japonesa Haruka Tachimoto, quien la venció en la final con un waza-ari, que después se convirtió en ippon. Fue medalla de plata, la primera en estas justas olímpicas para el país. 

En su primer combate, que fue en octavos de final, la deportista que fue la encargada de llevar la bandera colombiana en la inauguración de estos Juegos Olímpicos, enfrentó a la puertorriqueña María Pérez. El combate fue parejo. Ninguna de las dos dio ventajas en el tiempo asignado, así que tuvieron empatadas a cero tuvieron que definir el combate en ‘técnica de oro’. Todo se definió tras un golpe en la pierna derecha de la puertorriqueña. Pérez no se pudo volver a poner en pie debido a un fuerte dolor y Alvear ganó por descalificación.

Con el paso a cuartos de final, la judoca nacional enfrentó a la española María Bernabéu. En este combate fue más agresiva, fue por todo. Acechó a la ibérica hasta que la tumbó y la venció por ippon. No le permitió nada a Bernabéu que al final tan solo felicitó a la colombiana por su estrategia. Con esta victoria su sueño de lograr oro olímpico se veía más cerca. “Para eso me he entrenado en los últimos cuatro años, es mi objetivo”, dijo a El Espectador.

Su siguiente obstáculo fue la británica Sally Conway. Fue una rival dura, que intentó dominar a la colombiana. En varias ocasiones la tiró al suelo. Mostró su fortaleza y la razón por la que llegó a semifinales. Fue la más ofensiva de las dos. Estuvo cerca de la victoria, pero durante el tiempo asignado la contienda quedó igualada. Nuevamente en la ‘técnica de oro’ la judoca nacional aprovechó su momento y definió el combate con un waza-ari.

Fue un momento sublime para Yuri. Pero no lo exteriorizó. Sabía que aún le quedaba un combate por delante. Su objetivo estaba más cerca, pero no se había cumplido. El oro era su sueño, no la plata ni el bronce. Para eso se preparó. Pero al frente estaba Haruka Tachimoto, reciente ganadora del Grand Slam de Judo que se llevó a cabo en París. Un hueso duro de roer. A las 2:56 p.m. hora de Colombia las dos judocas se tomaron el centro de la Arena Carioca 2.

En el último combate salió agresiva. Fue la primera que llevó a su rival al suelo. Quiso agotar a la japonesa, pero Tachimoto supo defenderse y apenas tuvo la oportunidad atacó a Alvear. La llevó al piso. Le marcaron waza-ari y tras someter a la colombiana por 15 segundos le cantaron ippon. Durante el conteo la frustración se tomaba la cara de Yuri. No podía zafarse. Su sueño se escapaba como agua entre los dedos. Perdió, pero dejó en alto el nombre de Colombia.  

 

 

 

últimas noticias

Caterine Ibargüen y su salto a la leyenda

Daniel Restrepo y un gran salto al éxito

Nadadores presentan demanda contra la FINA