30 Apr 2021 - 2:00 a. m.

Stalin Ortiz: “El baloncesto en Colombia está en reconstrucción”

El experimentado alero vallecaucano de 40 años, que vuelve a Piratas de Bogotá para cumplir su tercer ciclo con el equipo, habló con El Espectador sobre la nueva temporada, la selección nacional y el futuro de este deporte en el país.
Fernando Camilo Garzón

Fernando Camilo Garzón

Periodista de Deportes
Ortiz representando a Colombia contra Brasil.
Ortiz representando a Colombia contra Brasil.
Foto: Archivo Particula

Stalin Ortiz siempre sintió curiosidad por saber de dónde venía su nombre, el mismo de su papá. Durante años respondió con un tímido “no sé por qué” a las preguntas de sus amigos, de sus compañeros del colegio y de los vecinos de su barrio.

Sin embargo, la respuesta era más sencilla de lo que prometía, y partía de una casualidad que su padre le reveló con el tiempo. Ocurrió en una tarde en Buenaventura, cuando su abuelo escuchó, en una charla o en la radio, no se sabe con certeza, una historia sobre el dirigente soviético Iósif Stalin y sobre la Revolución de febrero.

Lea: La historia de Braian Angola, el basquetbolista que huyo de los paramilitares

Su abuelo, que quería nombrar a su hijo de una forma fuera de lo común, pensó que Stalin, sin darle importancia a la trascendencia geopolítica del soviético, podía ser un nombre que marcaría la diferencia, por sonoridad más que por contexto histórico. Un legado familiar que llegó hasta el basquetbolista caleño que este año regresa a Piratas de Bogotá, por tercera vez en su carrera, para disputar la nueva temporada de la Liga de baloncesto.

Se suponía que Stalin Ortiz iba a ser futbolista. Dice que era un cabeceador extraordinario. Sin embargo, en la cancha del barrio, mientras escuchaba el hip hop de Eminem, Doctor Dre, Snoop Dog, Jungle Brothers y Public Enemy, a los 14 años empezó a jugar baloncesto con su hermano y sus amigos. Desde ese momento el básquet, al que considera su primer amor, le pareció más dinámico y físico que el fútbol. Un giro irreversible para el resto de su vida.

Hoy en día, con 40 años, 26 de ellos jugándolo, Ortiz es uno de los grandes referentes del baloncesto nacional. Después de pasar por la liga universitaria de Estados Unidos, por Argentina, por la selección de Colombia y por varios equipos del torneo nacional, Stalin Ortiz siente que estos son los últimos años de su carrera, pero dice que jugará hasta que el cuerpo se lo permita.

¿Qué es lo que más recuerda de sus dos ciclos anteriores con Piratas de Bogotá?

Mi primer campeonato con el equipo que fue en 2003. Teníamos una excelente plantilla, con mucho talento y con jugadores muy jóvenes como Ricardo Sanz y Gabriel Fuentes. Nosotros solo queríamos hacer una buena campaña, pero con el pasar de la temporada nos compaginamos con los compañeros y llegamos hasta la final. El último partido de la serie fue emocionante porque jugábamos contra los Paisas de Antioquia, que tenían a John Giraldo y eran los favoritos. Recuerdo que nos iban ganando en el cuarto definitivo con una diferencia de 10 puntos. Sin embargo, estábamos convencidos de hacer la hazaña y les remontamos con una excelente defensa en los segundos finales. Fue un día muy emotivo.

Más: Caribbean Storm Cimarrones inauguró la Liga de Baloncesto con victoria

¿Cómo ve al equipo para esta temporada?

Bien y con muchas ganas. Sabemos la historia que tiene Piratas, es uno de los equipos con más tradición del país y tiene una de las hinchadas más grandes. El año pasado quedaron últimos en la Liga, pero esta temporada se hizo un esfuerzo importante para que llegáramos varios jugadores, así que queremos pelear las finales porque sentimos que tenemos la responsabilidad de hacerlo.

¿Titanes de Barranquilla es el rival a vencer este año?

Indudablemente Titanes es un equipo para tener en cuenta por lo que han hecho en las últimas tres temporadas. Sin embargo, creo que en este campeonato todos los equipos se han reforzado muy bien. No veo favoritos este año, el torneo va a estar muy igualado.

Más: Por trocha y camino de herradura, la vida de Tonny en el baloncesto

¿Siente que la Liga ha crecido en los últimos años?

Es relativo. Creo que estamos en un proceso de reconstrucción. Si bien es cierto que la Liga se está recuperando del abandono de hace unos años, pienso que todavía no está al nivel de cuando empecé. En ese entonces, te estoy hablando de los 2000, había mucho más apoyo, más seguidores, más patrocinadores y se televisaban todos los partidos del torneo. La Liga era más fuerte en esa época, pero creo que ahora se está regenerando para superar ese nivel. Todavía falta.

Usted, que es un referente del baloncesto colombiano, ¿cómo ve el momento de la selección nacional?

Creo que pasa un poco lo mismo. Ahora hay un relevo generacional y se está tratando de juntar a todos los jugadores que están afuera, eso es importante. No obstante, hay que recordar que nuestra generación también tuvo varios logros, nosotros ganamos una medalla de plata en unos Juegos Centroamericanos y también participamos en la Americup, a la que se clasificó recientemente la selección. Pienso que hay un futuro enorme, pero también pienso, y espero, que los muchachos de ahora tienen que superar lo que nosotros ya hicimos.

Cada vez hay más basquetbolistas colombianos en el extranjero, ¿estamos cerca de ver uno en la NBA?

Sin duda, llegaremos muy pronto. Cuando nosotros empezamos, eso era un sueño imposible. El baloncesto era un pasatiempo, ahora no. Ya hay muchos niños que quieren dedicarse a esto y tenemos varias figuras afuera, como Braian Angola, Hansel Atencia, Jaime Echenique, Juan Tello, Tony Trocha, en fin. Hay un buen proceso, más temprano que tarde tendremos un representante en Estados Unidos.

No se pierda: Así está la lucha para entrar a los ‘Playoffs’ de la NBA, a menos de un mes para las finales

De sus más de 20 años como profesional, ¿con qué momento se queda?

Muy difícil escoger en una carrera tan larga. Me quedo con dos: el primero, cuando estaba empezando y quedamos campeones nacionales con Valle en las categorías juveniles, un título que me hizo pensar que dedicarme al baloncesto era posible; el otro, también cuando estaba joven, en un torneo juvenil en Argentina, cuando hice el récord suramericano de 52 puntos en un partido. Una hazaña que nadie había hecho hasta ese día y que definió gran parte de mi carrera y de lo que fui de ahí en adelante.

Por: Fernando Camilo Garzón - @FernandoCGarzon

Recibe alertas desde Google News