Reina Isabel II, en paracaídas