Riquelme ya no es intocable

El nuevo técnico dice que al Boca Juniors lo llevaron a tomar decisiones y que ésta es una por razones técnicas.

El técnico Julio César Falcioni tomó decisiones y sorprendió al mundo futbolístico de Argentina. Determinó dejar por fuera del grupo de convocados para el juego de este sábado del Boca Juniors ante All Boys a un verdadero intocable, Juan Román Riquelme, aduciendo razones tácticas.

Falcioni, quien se convirtió en el primer estratega en dejar por fuera de la nómina a Riquelme desde que éste debutó en 1996, aseguró que “no estoy peleado con Román ni con nadie, pero me trajeron para tomar decisiones y este equipo ha respondido. No hablé con él porque no soy de dar explicaciones. La decisión responde a mi pensamiento, me dejó muy satisfecho el equipo que jugó durante el verano y la semana pasada ante Racing, y creo que es el que tengo que alinear contra All Boys”, le dijo a la agencia EFE.

“Si ganamos y jugamos bien habré acertado, y si perdemos pasaré a ser un burro que toma medidas equivocadas. Esto es así y lo sé. Yo estoy buscando el mejor funcionamiento para el equipo. A veces acierto y a veces no. Pero no busquen otro motivo porque no lo hay”, dijo el entrenador.

Igualmente aclaró que el jugador “de ninguna manera está marginado. Por ahí ganamos, jugamos bien y para el encuentro siguiente creo que es necesario cambiar y ahí estará. Busco lo mejor de y para cada jugador”.

Riquelme, que estuvo lesionado buena parte de 2010 y que padece constantes problemas físicos, fue alineado entre los suplentes durante el entrenamiento del miércoles, marcó un gol y en la segunda parte pasó a jugar con los titulares. A partir de ese hecho parte de la prensa se preguntó si Falcioni sería capaz de dejarlo fuera del equipo, al considerar que el futbolista ha sido “intocable” durante toda su carrera boquense.

Riquelme no tardó mucho para expresar su posición sobre la exclusión: “No sé qué puede pasar de aquí a seis meses. Amo esta camiseta y me quiero retirar en Boca. No comparto la decisión. No me gusta nada quedar fuera del partido, es algo lógico que le pasaría a cualquier jugador. Pero yo soy un profesional. El entrenador decidió que no me concentrara”.

Riquelme y Boca renovaron contrato en agosto que los vincula por cuatro temporadas “en cifras millonarias”, según fuentes de la directiva, en las que algunos de sus miembros no estuvieron de acuerdo.