Rumbo a Catar

Noticias destacadas de Deportes

El próximo lunes 28 de septiembre, a más tardar, saldría la esperada primera convocatoria oficial de Carlos Queiroz para enfrentar a Venezuela y Chile en el aplazado inicio de las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022. El año pasado, en medio de la gira europea que precisamente se jugó con los transandinos y Argelia, el entrenador portugués afirmó que ya tenía el 75 % del equipo para estas instancias determinantes. Nadie se imaginaba este 2020 y sus accidentes, pero pensando en que se mantiene en esa idea faltarían cuatro posiciones máximo para tener la titular tricolor. A continuación, mis percepciones.

A pesar de su debilidad por Álvaro Montero, en el arco debe iniciar David Ospina por trayectoria y por el momento que vive en Europa. Los laterales no lo convencen, entonces continuarán Stefan Medina y William Tesillo, zagueros-marcadores de punta. Los defensas centrales, salvo algún detalle físico, seguirán siendo Dávinson Sánchez y Yerry Mina. En la mitad, Wílmar Barrios continuará como mediocentro y Juan Guillermo Cuadrado lo acompañará a su lado derecho. La duda está en el otro socio mixto por izquierda. Yairo Moreno o Matheus Uribe se disputan ese honor.

Con el momento y la trascendencia de James Rodríguez, este arrancaría por derecha en el lugar del extremo y en la otra banda iría Luis Muriel con Duván Zapata o Falcao García de nueve. Las alternativas que convocaría tendrían que ser laterales naturales, como Santiago Arias, Daniel Muñoz, por derecha, y en el otro costado Johan Mojica, que acaba de llegar a Atalanta. Y Frank Fabra, aunque no ha jugado en Boca Juniors últimamente. En cuanto a Cristian Borja, terminó actuando bien con el Sporting Club de Portugal. Juan Fernando Quintero, inactivo y sin equipo, no tiene cómo estar en la lista, mientras que Jorman Campuzano, Víctor Cantillo y Gustavo Cuéllar esperan ser tenidos en cuenta. Y adelante seguro estará, como alternativa, Rafael Santos Borré, que pelea incluso titularidad. Escogerá entre Alfredo Morelos y Jhon Córdoba, mientras que no creo que Luis Díaz falte a la cita.

Ahora bien, teniendo más o menos el panorama de los nombres, me asaltan algunos interrogantes. ¿Va a cambiar el técnico portugués la propuesta de local o visitante? Ojo, la selección nunca ha jugado en Barranquilla bajo su dirección. ¿Va a iniciar con laterales o con marcadores de punta ? Los conceptos que lo caracterizan de intensidad y presión se deben administrar con el calor que se sufre en el Metropolitano, aun a las 6:30 de la noche. Colombia se debe regular para no pagar el esfuerzo del primer tiempo en el segundo, como le pasó varias veces en la eliminatoria anterior.

Independientemente de si me convence o no lo que está haciendo hasta ahora el DT, no creo que esté en riesgo la clasificación al Mundial. Hay cómo competir y llegar a Catar, pero por lo visto tenemos un equipo diseñado para partidos tipo visitante, en los que nos vamos a ver más cómodos, reaccionando, esperando y contragolpeando. Este modelo Quieroz no está pensado para posesiones largas, ni proponer en exceso, sino para recuperar pronto la pelota y armarse rápidamente en ataque sin arriesgar atrás. Sin laterales que salgan y con Juan Cuadrado de 8 y no de 4 o 7 para explicarlo numéricamente. En los amistosos no le fue mal, en Copa América más o menos. Veremos cómo evoluciona este proceso desde el 9 de octubre, cuando todo vale.

Comparte en redes: