Santa Fe jugará igual sin nosotros: Gerardo Bedoya

El defensa Héctor Urrego y el volante Daniel Torres serán titulares

Iban casi 93 minutos de juego en Pasto cuando el árbitro Luis Sánchez hizo sonar su silbato para decretar el final del primer partido por el título de la Liga Postobón I.

En ese momento se les acabó el torneo al defensa Germán Centurión y al volante Gerardo Bedoya, los dos jugadores santafereños que, por sanción, no podrán actuar el domingo en el duelo de vuelta contra los nariñenses, desde las 6:00 p.m., en el estadio El Campín.

Con algo de bronca, pero satisfechos por haber cumplido con su deber, los experimentados futbolistas admitieron su tristeza por no estar en el partido definitivo, el más importante de la temporada, pero advirtieron que el equipo no sufrirá su ausencia, porque sus reemplazantes lo pueden hacer igual o mejor que ellos.

También coincidieron en que así no salten a la cancha, seguirán ejerciendo su liderazgo positivo en el grupo, porque están seguros de que, aunque no será fácil, Santa Fe ganará el domingo.

“Por una amarilla me sacaron del partido más importante de mi carrera, es muy injusto, pero ya no hay nada qué hacer. Sólo me queda estar al lado de mis compañeros, aconsejarlos y alentarlos para que hagan una gran presentación”, aseguró el paraguayo, uno de los mejores la noche del miércoles en Pasto.

“El resultado como visitantes sirve en la medida en que hagamos respetar la casa. Controlamos totalmente el partido en Pasto, no permitimos que nos crearan opciones de gol y la anotación de ellos nació en una falta que no fue”, agregó.

Centurión insistió en que “fuimos superiores, debimos ganar contra un equipo muy duro, que demostró por qué está invicto en su estadio”.

Centurión, quien recuperó su puesto en el once titular para los cuadrangulares, invitó a la hinchada cardenal “a llenar el estadio y hacerles sentir a los jugadores del Pasto que están en nuestra casa”.

Gerardo Bedoya, el bastión del mediocampo, no ocultó su tristeza. “Me duele no poder jugar el domingo, pero tenemos todo para celebrar en casa. Hemos sido fuertes en El Campín y es el momento de ratificarlo”.

Sobre el partido en el estadio Libertad señaló: “Queríamos los tres puntos. Pudimos haberlos logrado, pero Pasto es un buen equipo y corrió mucho. Fuimos ordenados y tenemos que ser cuidadosos para no dar ventajas ahora, que tendremos que proponer un poco más”.

Sabe que sus compañeros extrañarán sus gritos en la cancha, pero “confío en que los que jueguen van a demostrar todo su talento. Santa Fe va a jugar igual sin nosotros. De pronto faltará una voz de mando en la mitad, porque me gusta motivar y que me motiven, pero en todos los muchachos hay capacidad suficiente para conquistar la estrella”.

Este jueves, durante el viaje de regreso a Bogotá, el técnico Wilson Gutiérrez anticipó que no quiere cambiar el módulo táctico que tan buenos resultados le ha dado en las finales, por lo que seguramente incluirá al juvenil Héctor Urrego por Centurión y a Daniel Torres en el puesto de Bedoya, para mantener su 3-4-1-2.

Eso, sin embargo, apenas se confirmará hoy, cuando el equipo realice su última práctica previa al partido más importante de los últimos años.

Desde 1975 Santa Fe no estaba tan cerca de ganar el título y a pesar de que no contará con dos de sus piezas claves durante la temporada, es el gran favorito para levantar la copa.