Será como una final: Gustavo Costas

El técnico del cuadro cardenal, sabe de la importancia de este partido para clasificar a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Cristian Garavito - El EspectadorGustavo Costas, técnico de Independiente Santa Fe.

El mejor partido de Independiente Santa Fe en esta edición de la Copa Libertadores de América fue el 26 de febrero en el estadio El Campín de Bogotá, frente a Colo-Colo de Chile. Esa noche los dirigidos por Gustavo Costas ganaron 3-1 y dejaron muy buenas sensaciones. Sin embargo, desde ese día el equipo cardenal no sabe qué es sumar en el torneo continental. Dos derrotas consecutivas ante Mineiro de Brasil le han hecho perder los ahorros y lo obligan a no perder esta noche (8:00, Fox Sports) frente a Colo-Colo en el estadio Monumental si quiere depender de sí mismo para clasificar a los octavos de final del certamen continental.

“Ante Mineiro no fuimos el equipo que solemos ser”, comentó el técnico Gustavo Costas, como queriendo explicar que en esos dos juegos no se encontraba su equipo, pero que confía en que el nivel volverá a aparecer, los goles llegarán y los puntos se sumarán. “Dependemos de nosotros y eso es lo bueno. Será como una final y si pretendemos pasar sabemos que tenemos que sumar para poder definir en casa”, reconoció el argentino, quien tras la derrota del fin de semana ante el Júnior de Barranquilla viajó junto con ocho jugadores para unirse al grupo que estaba preparando el partido de hoy en Chile con varios días de anticipación. Entre los viajeros había dos novedades: el lateral izquierdo Dairon Mosquera y el delantero Yamilson Rivera, quien tuvo un buen partido ante el Júnior y se ganó un cupo entre los convocados para este compromiso. De hecho, con la separación de Luis Quiñones del equipo por indisciplina, Rivera es el único delantero del plantel cardenal con cualidades diferentes a los demás. El tumaqueño es rápido, atrevido y desequilibrante, y aunque no haya podido demostrar todo su talento en estos meses con Santa Fe, la posibilidad de que en cualquier momento despegue está latente. Frente a Júnior mostró destellos de talento; sólo necesita confianza y minutos. No es que vaya a ser titular, pero sí es una gran alternativa para el técnico argentino.

Las novedades de Santa Fe respecto al más reciente equipo que jugó en Belo Horizonte con Atlético Mineiro serán el regreso de Mosquera a la posición de lateral izquierdo, ya que pagó una fecha de sanción por acumulación de amarillas, así como la aparición en el once titular del delantero Luis Páez en lugar de Darío Rodríguez. En consecuencia, el once quedaría así: Leandro Castellanos; Yulián Anchico, Yerry Mina, Francisco Meza y Dairon Mosquera; Juan Daniel Roa, Daniel Torres, Luis Carlos Arias y Ómar Pérez; Wilson Morelo y Luis Páez. El principal inconveniente que tuvo Santa Fe ante Mineiro fue la falta de definición y contundencia. Por eso ha venido trabajando en ello, teniendo en cuenta que ya se comprobó que Colo-Colo es un equipo que da ventajas atrás. Será fundamental que Luis Carlos Arias levante su nivel, pues en los últimos partidos no ha sido determinante y es un jugador muy importante en el esquema del equipo. Cuando Ómar Pérez, por ser el referente, está muy marcado y no participa mucho, el jugador antioqueño es el encargado de dar un paso al frente, y aunque es de esos que se entregan al máximo en el terreno de juego, las cosas no le han salido.

Colo-Colo buscará ser el primer clasificado del grupo a los octavos de final. Además, el equipo no será el mismo que Santa Fe derrotó en el compromiso de ida. Esta vez jugará Esteban Paredes, delantero de la selección chilena y gran referente del conjunto blanco. Una ausencia relevante será la de Humberto Suazo, quien está lesionado. En conclusión, la formación del cuadro chileno sería esta: Justo Villar; Cristian Vilches, Julio Barroso, José Cáceres y Gonzalo Fierro; Claudio Baeza, Emiliano Vecchio, Jaime Valdés y Jean Beausejour; Esteban Paredes y Luis Pedro Figueroa.