Pete Sampras dice que ya está acostumbrado a que Federer le rompa sus récords

El de los 14 torneos de Grand Slam fue el que más le dolió.

El estadounidense Pete Sampras afirmó en Bogotá que le ha lamentado mucho ver superado por el suizo Roger Federer su récord de 14 torneos de Grand Slam conquistados durante su carrera.

"Ya estoy acostumbrado a que Roger me rompa los récords. Pero el de los Grand Slam es el que más me dolió, pues ya lleva dieciséis. Sólo queda felicitarlo por su consistencia y sus grandes éxitos en el tenis", declaró el que fuera número uno del mundo en una conferencia de prensa previa a su partido de exhibición con su compatriota y también tenista retirado Andre Agassi.

Al se consultado sobre quién ha sido el mejor jugador de la historia del tenis, el estadounidense manifestó que en cada década hubo jugadores destacados.

"Björn Borg en los años setenta, Iván Lendl en los ochenta, André Agassi y yo en los noventa y, obviamente, ahora Roger (Federer)", subrayó.

"Pero si vemos los números, es claro que Roger es el más completo. Aunque siento que cuando estaba jugando mi mejor tenis, yo era imbatible, al igual que lo es Roger ahora", apostilló.

El estadounidense manifestó que aunque el tenis le quitó un poco de la vida normal de un niño, fue bueno para su futuro.

"Siento que el tenis me quitó algunas cosas, como no ir al colegio o a la secundaria. Sin embargo, practicar un deporte para ganarme la vida ha sido lindo y, al final, mirando las cosas me siento muy contento de la manera en que todo salió", expresó el actual número dos del mundo.

Sampras, quien abandonó del tenis en el 2003, garantizó que no fue una decisión prematura, como muchos concluyeron.

"La verdad es que los últimos dos años fueron muy duros y, por ejemplo, cuando tuve la oportunidad de jugar el último Wimbledon, no sentía ganas de prepararme como lo hubiera deseado, y en ese momento me di cuenta de que mi corazón ya no estaba en el tenis", comentó.

El estadounidense que ganó en siete oportunidades el torneo de Wimbledon, a pesar de que el césped no fue la pista preferida, reconoció también que su mayor frustración fue no haber ganado en Roland Garros.

"Roland Garros es una superficie en la cual yo no crecí, estuve muy cerca de ganarlo pero no pasó, porque la superficie de arcilla ayudaba a que mi servicio no fuera tan efectivo, aunque me ponía mucha presión a mí mismo para jugar bien este torneo", puntualizó.

 

últimas noticias