Argentina, al borde del abismo en la Copa Davis

El equipo albiceleste quedó a un punto de ser eliminado en semifinales ante Francia.

El francés Gael Monfils se impuso al argentino David Nalbandian, en cuatro sets, por 6-4, 2-6, 6-4, 6-3, con lo que colocó a su país con una ventaja de 2-0 tras la primera jornada de la semifinal de la Copa Davis de tenis, este viernes en Lyon.

Nalbandian tuvo una ventaja de 3-1 en el cuarto set, pero Monfils ganó cinco juegos consecutivos y cerró el partido, alejando a Argentina del sueño de la ensaladera de la Davis, un trofeo que no ha ganado nunca, por lo que está obligado a vencer en los tres partidos que restan para alcanzar la final.

El francés, número 15 mundial, se apoyó como suele hacer en su servicio y sus cualidades físicas para derrotar a Nalbandian, N.28 del ránking ATP, y cerró una buena jornada para Francia, después de que Michaël Llodra diera el primer punto a los galos al vencer en cuatro sets a Juan Mónaco.

"La diferencia es que él sacó mucho mejor que yo. Sirvió bien prácticamente durante todo el partido", dijo Nalbandian.

"Sin contar el segundo set en que pude contrarrestar mejor su servicio, en el conjunto del partido, yo saqué mal y él supo jugar mejor en los momentos importantes. No tuve tanta claridad en mi visión de juego como él tuvo", resumió el argentino.

Monfils, que llevaba una ventaja de 2-1 en sus duelos con Nalbandian, se hizo de entrada con el servicio del argentino, antes de lograr un segundo break (4-1), asegurando sus saques con una primera bola que iba regularmente por encima de los 210 km/h, para hacerse con la primera manga en 36 minuteo (6-4).

Pero Nalbandian se recuperó en selgundo set, variando su juego y dominando los intercambios de bola, ante un Monfils que tomó más riesgos, por lo que el cordobés acabó haciéndose con facilidad con el parcial por 6-2.

Sin embargo, el francés recuperó su efectividad en el tercer set, multiplicando sus aces y logrando que su primera bola entrara en un 74% de occasiones, por lo que Monfils ganó esa manga por 6-4.

En la cuarta manga, a Monfils le entraban todos sus golpes y parecía llegar a todas las pelotas, debido a su gran físico, por lo que acabó haciéndose con ese parcial definitivo por 6-3.

"El público me empujó y yo me empujé también mentalmente e hice un final estupendo de partido. Hacía tiempo que no me sentía tan bien y que no había jugado tan bien", se felicitó Monfils.

El sábado, se enfrentan en dobles los franceses Michaël Llodra y Arnaud Clément y los argentinos Eduardo Schwank y Horacio Zeballos, quienes deberán ganar a la experimentada pareja gala para mantener las esperanzas de victoria.

Francia se había impuesto en cuartos de final, el pasado mes de julio a España, que no pudo contar con Nadal, por 5-0.

El vencedor de la semifinal Francia-Argentina se enfrentará del 3 al 5 de diciembre a Serbia o a la República Checa, que se miden de viernes a domingo en Belgrado.

Temas relacionados