Carlos Bernardes, el ojo del tenis

Entrevista con uno de los mejores jueces de silla del circuito de la ATP.

Millones de personas tienen que pagar miles de dólares en cada torneo de la ATP por ver a Roger Federer, Rafael Nadal o Andy Murray. No es el caso del juez de silla Carlos Bernardes, quien además de observarlos a diario durante casi 26 semanas al año, le pagan por hacerlo.

Pese a negarlo, por ser uno de los mejores jueces del mundo, este brasileño, sentado en una silla y acompañado de micrófono y libreta, se convierte en un espectador de lujo, porque como él mismo dice: “Es la mejor vista del tenis”.

¡Juego, set, partido!, es la frase que durante más de 20 años Carlos Bernardes ha entonado por los altoparlantes de los torneos más importantes del mundo.

Pese a que ejerce este oficio con tanta naturalidad y perfección, acepta que se inició en esto por casualidad. Nunca me imaginé que “mi puesto en el tenis fuera a ser ‘allá arriba’”, pues cuando terminó su secundaria se inclinó por la ingeniería mecánica, cuando apenas tenía 16 años.

En su universidad, en São Caetano, el tenis empezó a cautivar su atención. Todos los domingos por la noche, aunque no estaban autorizados a hacerlo, “mis amigos y yo nos saltábamos un muro altísimo y nos metíamos a jugar en la cancha del campus”. Esto le bastó para enamorarse del deporte blanco y empezar a dar clases en su universidad.

Después “un amigo me invitó a un torneo de mujeres en la ciudad y quedé fascinado con la función de los jueces” y desde ahí ingresó a los cursos oficiales para lograr la credencial.

Quizá se haya convertido en la peor figura del tenis, ya que “a nosotros no nos quieren, nos silban y nos echan la culpa de todo”. Pero para él eso es algo normal.

Todos los árbitros “estamos acostumbrados a eso, simplemente es parte del trabajo”, y asegura que lo único que le importa es “quedar con la conciencia tranquila para ir a casa a dormir”.

¿Juez o tenista?

Cuando dictaba clases en su universidad, la directora de tenis, al ver que la mayoría del tiempo se ausentaba por culpa del apretado calendario de su oficio, lo puso contra la espada y la pared, y le dijo: “O se va a arbitrar o se queda como profesor”. Fue una decisión difícil, porque si bien se convertiría en la pasión de su vida, esta actividad tiene sus sacrificios. La idea de formar una familia queda relegada a un segundo plano, pues “nosotros los jueces, junto con los jugadores, somos nuestras propias familias, porque todo el año estamos por fuera de casa”.

Aunque decidió vestirse de paño y sentarse “allá arriba”, como tenista tuvo sus glorias. Durante un torneo, él y su compañero de habitación, también juez, se alojaban en un hotel, el mismo de los competidores. “Dos jugadores de dobles que jugaban profesionalmente, nos retaron y nos dijeron que en todos los juegos empezábamos desde 40-15, para nosotros”. Bernardes recuerda, dibujando una sonrisa en su cara, que “le ganamos 7-6, y después nos dijeron que jugáramos mano a mano y les ganamos 6-2. Se querían morir (risas)”.

Claro que prefiere ser un analista después de que en su palmarés de referee registran partidos de Grand Slam, de Torneos de Maestros, Copas Davis, Máster Series, entre otros. Por eso, cuando la ITF supo que su agenda estaba disponible no dudaron en asignarlo como juez de la confrontación que Estados Unidos le ganó a Colombia el fin de semana pasado.

Y es que si de calificar y analizar se trata, Carlos no tiene pelos en la lengua en afirmar que “Federer y Nadal son los mejores del mundo”. Claro que también elogia a los colombianos, pues “Santiago Giraldo me sorprendió en esta serie”. Junto con Alejandro Falla “brindaron una confrontación peleada y por eso tienen con qué estar en el Grupo Mundial, así hayan perdido”.

Después de casi media vida arbitrando, este juez es una garantía dentro del calendario en una actividad nada fácil y poco gratificante. Pero él se divierte haciéndolo y le resbalan los esporádicos silbidos, porque con su historia no muchos se atreven a hacerlo. Así es Carlos Bernardes, todo un ‘ojo de halcón’ del tenis mundial.

Temas relacionados

 

últimas noticias