Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 33 mins

Giraldo arranca su participación en Cordenons

El tenista colombiano Santiago Giraldo iniciará su participación en el denominado Zucchetti Kos Tennis Cup ante una raqueta gala que viene del cuadro clasificatorio.

Ante un rival francés y en la jornada del martes, tendrá que debutar el tenista colombiano Santiago Giraldo en el cuadro principal del Abierto de Cordenons, Italia, torneo de 100 mil dólares en premios que se cumple sobre pistas de polvo de ladrillo y que es también conocido como Zucchetti Kos Tennis Cup.

El tenista de Colsanitas, de acuerdo con el sorteo realizado este domingo, tendrá que enfrentar en la primera ronda al francés Ludwing Pellerin, tenista que este fin de semana ganó sus tres partidos del cuadro clasificatorio y consiguió su ingreso a la fase principal.

El cuadro principal del Abierto de Cordenons lo encabezan el 60 del mundo, el italiano Potito Starace; el 76 del mundo, el argentino Máximo González; el 79 del mundo, el checo Ivo Minar; el 85 del mundo, el español Oscar Hernández; el 88 del mundo, el argentino Martín Vasallo; y el 89 del mundo, el ruso Teimuraz Gabashvili.

En la fase principal de este torneo están 32 jugadores, ubicados en su mayoría entre las casillas 60 y 150 de la clasificación mundial profesional.

Giraldo viene de alcanzar la segunda ronda del torneo de individuales del Porsche Open de Poznan, Polonia, y de terminar como subcampeón del torneo de dobles de dicho torneo.

Santiago Giraldo, quien hizo dupla con el español Alberto Martin, terminó como subcampeón del torneo de dobles del Challenger Series de Poznan, Polonia, torneo conocido también como Porsche Open y certamen que repartió una bolsa de 100 mil dólares en premios.

El título del torneo de dobles del Challenger Series de Poznan, Polonia, fue para la pareja cabeza de serie 1, conformada por el sueco Johan Brunstrom y el antillano holandés Jean Julien Rojer, dupla que se impuso en la final por 4-6, 6-0 y 10-6.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La faceta solidaria de Cabal y Farah