La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 2 horas

La transexual del tenis

Andrea Paredes cumplió su sueño de convertirse en tenista.

Ernesto Paredes nació el 4 de julio de 1971 en Santiago de Chile, se graduó como Analista de Economía Financiera y adora jugar tenis. También es transexual y por eso hace nueve años se realizó la operación de cambio de sexo.

Ahora se llama legalmente Andrea Paredes von Roth y la semana pasada se convirtió en la segunda tenista que habiendo nacido hombre, participa en el torneo profesional para mujeres. La primera fue Renee Richards, en 1977.

Claro que su estreno no fue alentador, pues cayó en apenas 31 minutos ante la británica Nicola Slater, por 6-0 y 6-0 en la primera ronda del torneo del Parque Roca, Buenos Aires, del circuito de la Federación Internacional de Tenis (ITF).

“Es un sueño cumplido. Me parece sensacional que tantos años de lucha por fin estén dando resultado. Es muy bueno que en Argentina traten el tema con más normalidad que en Chile”, dijo Paredes, quien se quejó de la falta de apoyo, tolerancia y solidaridad en su país.

Con respecto a su estilo de juego, Andrea señaló: “Mucha gente dice que lo hago como Marcelo Ríos, porque soy zurda y le pego plano”, pero el propio ex número uno  se encargó no sólo de evitar comparaciones, sino también de criticar vehementemente a Paredes.

“Me da mucha vergüenza lo que están tratando de demostrar con esta mujer u hombre, no sé muy bien cómo decirle. No tanto por el asunto del cambio de sexo, que es una decisión personal, sino porque es evidente que no juega bien al tenis. Lo encuentro patético y no lo va a lograr nunca ni con 18 años de entrenamiento. Tiene cero posibilidades y encuentro increíble que la prensa se preste para burlarse de ella”, declaró el ex número uno del mundo.

Andrea, sin embargo, considera que la invitación que le hicieron para jugar en Buenos Aires apenas es el comienzo de una exitosa carrera. “Yo ya no estaba buscando eso, aunque la ITF me habilitó desde noviembre, tras haberme realizado varios análisis médicos. Me llamaron desde Argentina, me ofrecieron un patrocinio y acepté ir a jugar allá”, dijo.

Sobre su resultado y las críticas de Ríos, Paredes señaló: “Me da  pena, porque respeto bastante a Marcelo y me identifico mucho con su juego, pero quiero que lo tenga claro él y todos los que me han criticado, aunque tenga a 16 millones de chilenos diciéndome en la cara que soy malo y maricón, tengo una fuerza de hierro indoblable y voy a seguir jugando hasta que obtenga los resultados que quiero”, sentenció la polémica jugadora.

Andrea aceptó que está bastante afectada por las críticas malintencionadas y confesó que sigue un tratamiento psicológico para manejar la presión a la que ha estado expuesta. “Acá hay una cuestión muy grave de discriminación, porque da lo mismo que yo sea mala o buena para el tenis, porque acá nadie se atreve a decir que lo único que no quieren es tener a un maricón jugando tenis, porque eso no es políticamente correcto. Pero voy hacer que Chile cambie y no al revés. Yo no juzgo a las personas por lo que hacen. Nunca he dicho que voy a ser campeona del mundo, sino que me gustaría jugar y aspirar a estar entre las 700 u 800 en la WTA, que es el puesto que tienen actualmente las tenistas chilenas”.

Finalmente, Andrea aseguró que tiene planeado convertirse en entrenadora, “para enseñarles a jugar tenis a todos los travestis y homosexuales chilenos que quieran aprender”.

Temas relacionados

 

últimas noticias