"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 8 horas

Así se roban los tenistas las toallas de Wimbledon

Serena Williams, número uno del mundo en damas, y Novak Djokovic, comandante del ranking ATP, son expertos en esta particular actividad.

Novak Djokovic con una de las toallas de Wimbledon. / AFP

Las toallas de Wimbledon, el certamen más prestigioso del tenis, son codiciadas.  Son 100 % algodón, miden 70 x 133 centímetros y en la tienda oficial del torneo, ubicada en la puerta 5 del All England Tennis Club, cuesta cada una de ellas unas 29 libras (34 euros).

Curiosamente, los tenistas son los que más desean este ‘souvenir’. El número uno del mundo, Novak Djokovic, por ejemplo, en cierta ocasión admitió sentirse más sofocado de lo normal para llevarse toallas extras a casa o simplemente regalarlas de recuerdo a sus amigos. “Dejo con antelación la mitad de mi bolsa de deporte vacía o incluso cojo una nueva para las toallas de Wimbledon”, reconoció el serbio, que además de afirmar que coge una de más cada partido, manifestó: “Hay muchas peticiones expresas de toallas de Wimbledon”.

Las hermanas Williams también hacen de las suyas. La experta, Serena, la menor y dueña del ranking WTA. "Serena es una leyenda... (en hacer desaparecer toallas). Podría comprarse una casa”, expresó el jefe de las canchas del All England, Goerge Spring. Por su parte, la mayor, Venus, bromea diciendo: “Tengo muchas en casa, desde 1997. Tengo algunas toallas de los chicos también. Se pueden cambiar en el mercado negro de toallas”.

Cada tenista recibe dos toallas de Wimbledon antes de iniciar el juego, y deberían devolverlas al terminarlo, pero claramente no sucede. Se les dan dos toallas más por cada reanudación. El tema, con toda la discreción del caso durante años porque como afirmó Spring: “Imagínese a Serena Williams, si el juez de silla le dice que ha alcanzado su límite de toallas. Aparecería en todos los titulares”.

“Normalmente cojo una cada día y se las doy a alguien en mi equipo, pero a mi esposa también le gustan. Creo que son toallas de buena calidad”, fue lo que recalcó Andy Murray, británico campeón en 2013 y finalista en la presente edición.

El All England Tennis Club sostiene que de 6.000 toallas solo el 20 %  son devueltas por los jugadores, quienes se las llevan para coleccionar u obsequiar. ¿Alguna solución? La organización ha comenzado a entregar toallas blancas cada vez que solicitan una extra.